Cristina Fernández: «No quiero fueros, no voy a ser candidata a nada en 2023»

La vicepresidenta habló luego de conocida la condena en la causa Vialidad. Hizo un repaso del lawfare, citó en detalle el caso Lago Escondido y finalmente aseguró que irá por ningún cargo electo el año próximo.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que no será candidata a nada en 2023 en su descargo público tras el fallo del Tribunal Federal Dos. DIjo que será para evitar que le endilguen que usa su candidatura para evitar ir a la cárcel. En un tono enfático le dijo a Hécto Magnetto, CEO del Grupo Clarín, que no va a “ser su mascota” y que la verdadera condena es su inhabilitación para ejercer cargos electivos. Apenas terminó de leerse la sentencia a seis años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos, la vicepresidenta habló desde su despacho del Senado a toda la población a través de sus redes sociales, desde donde anunció que no será ni candidata a presidenta ni “a nada”.

“La condena real que dan es la inhabilitación perpetua a ejercer cargos políticos electivos, cuando a todos los cargos a los que accedí fue siempre por el voto popular”, sostuvo, y recordó: “Cuatro gobiernos en nombre del peronismo ganamos con el apellido Kirchner, en el 2003, en el 2007, en el 2011 y también contribuí a la victoria en el 2019, cuando nadie daba dos pesos por el peronismo. Esto es lo que me están cobrando y por eso me inhabilitan, ésta es la verdad de la milanesa, que la cuenten como quieran”, enfatizó.

“Me gustaría ver después los fundamentos de esta sentencia, pero esta es la verdad, por esto me están condenando. Y ¿saben qué?: voy a hacer lo mismo que hice el 10 de diciembre de 2015. Me acuerdo cuando Daniel Scioli (el entonces candidato presidencial del Frente para la Victoria) me vino a proponer que fuera candidata a diputada nacional para darle fuerza a la lista, para acompañar. No, no, no. No voy a someter a la fuerza política que me dio el honor de ser dos veces presidenta y una vicepresidenta a que la maltraten en periodo electoral con una candidata condenada, con inhabilitación perpetua, con administración fraudulenta con el Estado. ¿A mí administración fraudulenta con el Estado? ¿Y estos amarillos que nos dejaron con 45 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional se pasean horondos en los aviones de Clarín? Bueno, no voy a ser candidata”, anunció contundente.

Fue entonces cuando le habló directo a Magnetto: “Una buena noticia para usted, Magnetro. ¿Sabe por qué? Porque el 10 de diciembre de 2023 no voy a tener fueros. No voy a ser vicepresidenta, así que le va a poder dar la orden a sus esbirros de la Casación y de la Corte Suprema que me metan presa, pero mascota de usted nunca, jamás, entiende, nunca, jamás. No voy a ser candidata a nada, ni a presidenta, ni a senadora. Mi nombre no va a estar en ninguna boleta” sentenció.

Y adelantó, emocionada: “Termina el 10 de diciembre y me vuelvo, como me volví el 10 de diciembre de 2015, a la misma casa de donde salí un 25 de mayo de 2003 para acompañar a quien fuera mi compañero”.

Ya sobre el final de su discurso, la vicepresidenta retomó el hilo inicial de su crítica al sistema judicial: “Esto es para explicar qué sistema está funcionado en la Argentina, terminar con la ingenuidad teorizante de lawfare y del partido judicial. No, no: mafia y Estado paralelo. Eso es lo que está pasando en la Argentina, y eso es lo que hoy me condenó a seis años de cárcel y a la inhabilitación perpetua”, enfatizó.

“Ésta es la verdadera condena, esto es lo que querían, la inhabilitación perpetua, me va a poder meter presa después del 10 de diciembre, siempre y cuando algún empresario, algunos Caputtos de la vida, no se le ocurra financiar alguna banda de marginales y antes del 10 de diciembre de 2023 me peguen un tiro, que es eso lo que usted quiere, presa o muerta”, le dijo mirando a la cámara a Héctor Magnetto.

Redaccion-Uno