La Ley de Alcohol Cero avanzó en el Senado y quedó lista para ser votada

La iniciativa impulsada por la Agencia Nacional de Seguridad Vial consiguió dictamen favorable en la comisión de Infraestructura, Vivienda y Transporte.

Tras la media sanción otorgada la semana pasada en la Cámara de Diputados, la ley de Alcohol Cero al volante dio este jueves un paso adelante en el Senado y quedó lista para ser tratada en una próxima sesión.

La iniciativa impulsada por la Agencia Nacional de Seguridad Vial y el Ministerio de Transporte, que lleva a cero la tolerancia de alcohol en sangre permitida para conducir, consiguió dictamen favorable en la comisión de Infraestructura, Vivienda y Transporte.

Actualmente la tolerancia cero de alcohol al volante rige en 12 provincias y más de 40 ciudades del país -entre ellas Rosario-.

Para el resto de las jurisdicciones la prohibición de ingerir alcohol antes de manejar solamente aplica para conductores profesionales.

El resto tiene una tolerancia máxima de 0,5 gramos por litro de sangre para automovilistas y 0,2 gramos por litro de sangre en el caso de motociclistas.

«Hoy la Ley de Alcohol Cero al volante está un poco más cerca de ser una realidad, y como en cada avance legislativo que fue dando, desde la ANSV agradecemos a los representantes de la sociedad en el Congreso por votar a favor de una ley que busca un país más seguro en materia de seguridad vial», expresó este jueves el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano.

«Esperamos que pronto pueda ser tratado en el Senado y que finalmente Argentina tenga una normativa que nos permita reducir las muertes en siniestros de tránsito», sumó el funcionario.

El objetivo de la iniciativa, resistida por la industria vitivinícola y sectores gastronómicos por el posible impacto negativo en sus ventas, es reducir las muertes en accidentes de tránsito, la primera causa en adolescentes.

Los siniestros viales en el país son la primera causa de muerte en personas menores de 35 años, donde el alcohol está presente en uno de cada cuatro siniestros viales.

Según cifras oficiales, en las jurisdicciones que cuentan con una normativa de alcohol cero al volante los resultados son positivos.

En los últimos diez años se superaron las 50.000 muertes y el millón de personas lesionadas por esta causa, que se cobra entre 14 y 20 víctimas por día.

Según la OMS, con una graduación entre 0.1 y 0.5 de gramos por litro de sangre es tres veces más alto el riesgo de provocar un siniestro vial que un conductor sobrio.

Redaccion-Uno