El gobierno kelper de Malvinas prorroga licencias a la petrolera a Rockhopper

Se trata de tres áreas al sudeste de la isla Soledad. La Argentina considera ilegítimas esas licencias y, por lo tanto, penaliza las operaciones que se llevan a cabo a partir de las mismas.

El gobierno de facto de las islas Malvinas prorrogó las tres licencias de producción de crudo de Rockhopper Exploration en áreas ubicadas al sureste del archipiélago, en la llamada cuenca sur. Estos permisos de producción vencían el próximo 3 de diciembre y ahora caducarán en la misma fecha de 2024.

Según un comunicado de la firma, emitido este miércoles, la decisión del gobierno kelper se dio “luego de conversaciones” que mantuvieron los funcionarios isleños con representantes de la petrolera.

En el comunicado de la firma, Samuel Moody, su director ejecutivo, expresó: «La compañía agradece al Gobierno de las Islas Malvinas por la extensión de sus intereses de licencia en la Cuenca de las Malvinas Sur”. Agregó: “Esta extensión nos permitirá mejorar nuestra comprensión de estas licencias altamente prospectivas en el sur, en particular, la licencia PL011, que se encuentra junto al descubrimiento de Borders & Southern Darwin, que ofrece la oportunidad para el futuro desarrollo regional en las Malvinas».

Darwin es un yacimiento que fue explorado en 2006-2008 y en 2012. Se cree que contiene crudo pero los datos son, por ahora, muy provisorios.

No hay producción

Si bien las licencias negociadas en esta oportunidad son de producción, nunca ha salido una sola gota de petróleo del subsuelo malvinense. Llamó la atención la prórroga por dos años ya que el gobierno kelper venía haciendo prórrogas por un año.

Las tres áreas en cuestión se encuentran al sureste de la isla Soledad y Rockhopper es el propietario del 100% de cada una. Hasta el momento, la exploración en esa zona ha sido con sísmica 2D, una forma de explorar el subsuelo del lecho marino por medio de ondas generadas por fuertes descargas de aire contra el suelo. No se hicieron perforaciones.

Esta situación es diferente a la que se observa en la cuenca norte de Malvinas, donde se encuentra el principal yacimiento de todos los que rodean las islas, conocido como Sea Lion. En esta zona Rockhopper ha ido perdiendo porcentajes de propiedad en las concesiones hasta el 35% mientras que el resto está en manos de la israelí Navitas, que ha prometido retomar la exploración aunque sin fecha cierta.

La Argentina considera ilegítimas todas las licencias de exploración y producción petrolera que el gobierno kelper ha extendido hasta la fecha y penaliza a las petroleras que operan con esas licencias. En abril de este año, el gobierno argentino inhabilitó a Navitas para operar por los próximos 20 años en territorio argentino.

Redaccion-Uno