Tratan de “oportunistas” a los diputados que quebraron el bloque

El varisquismo y el montielismo residual criticaron la decisión de cuatro diputados radicales alineados con Frigerio de separarse del bloque original de la UCR.

El Movimiento de Unidad Radical (MUR) y la Línea Radical Entre Ríos (LIRER), socios en la interna de Paraná, cuestionaron con dureza la decisión de los diputados Gracia Jaroslavsky, Uriel Brupbacher, Eduardo Solari y Sara Foletto, de separarse del bloque de la UCR que compartían con Gustavo Cusinato, Lucía Varisco y Julián Maneiro. Los cuatro que se fueron tienen buena sintonía con Rogelio Frigerio y los tres que se quedaron juegan con Pedro Galimberti en la interna de JxC.

Desde el sector del varisquismo que permanece en el MUR lamentaron la ruptura “en momentos en los que, el conjunto de la sociedad, espera gestos de grandeza de sus dirigentes, cansada de actitudes mezquinas, sectoriales e intereses personales. Los argumentos poco claros e imprecisos de los legisladores hacen suponer que detrás de tal decisión anidan quizás miserables y convenientes oportunismos”.

“No es casualidad que con tal determinación vienen a cumplir solapada pero evidentemente los deseos de uno de los partidos que integran la coalición, que hace esfuerzos inocultables desde hace bastante tiempo para fracturar los intereses de la UCR, vandalizando la convivencia en el Bloque del radicalismo so pretexto de falsas inconductas de parte de algún legislador cuando en realidad les están espetando de frente, con dignidad y sinceridad algunas de los graves desvíos de las propias autoridades de su propio partido, el PRO, cuya expresión más denigrante pudo verse hace muy poco días cuando se viralizó un video donde su propia presidenta amenazaba con romperle la cara al jefe de Gabinete de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, simplemente por no tolerar criticas ni opiniones distintas o contrarias a sus intereses”. El extenso párrafo alude al cortocircuito producido por las críticas de la diputada Lucía Varisco a la presidenta del PRO, Patricia Bullrich y a los dirigentes locales de ese partido.

“En ese contexto, deberíamos agradecer que los legisladores del Pro en Entre Ríos pueden contar con algunos diputados serviles de la UCR sino deberíamos lamentar que tales prácticas exhibidas por la presidenta del PRO, recientemente, sean imitadas por estos lares, tal como casi quedó demostrado tras la intolerancia y agresividad del esposo de una diputada provincial de ese partido, hace pocos días”,  afirman, en referencia al incidente en el que pidieron el retiro de la Cámara de Walter Klix, esposo de la diputada Ayelén Acosta, alineada con Bullrich.

Para el montielismo residual reunido en la Lirer, resulta “penoso ver como hombres y mujeres toman una decisión que consideramos equivocada cuando la sociedad reclama el mayor de los esfuerzos de sus dirigentes. La fundamentación dada de mejorar la oposición cuando queda tan poco para concluir los mandatos, parece más una búsqueda desesperada de acomodamiento interno que del sostenimiento de ideales políticos”.

“Si la intención es fundar otro interbloque con el PRO dejando de lado al bloque oficial de la UCR como lo señaló uno de los diputados, puede implicar un claro debilitamiento de los acuerdos electorales y deberá ser considerado por las futuras y actuales autoridades partidarias ya que estamos cerca del cambio de las mismas y del Congreso Partidario”, advierten, en un momento en el que el partido tiene para resolver una sanción a la diputada Varisco por haber competido en 2021 como candidata del partido Fe, es decir, en contra de la UCR.

Fuente: Página Política

Redaccion-Uno

A %d blogueros les gusta esto: