Investigan el hackeo y extorsión a una financiera entrerriana

El apoderado legal del grupo Dilfer, que tiene entre sus empresas a los sellos Nexon y ConsuMax, se presentó este miércoles en los tribunales de Concordia para ratificar una denuncia contra desconocidos que violaron al sistema de seguridad de la firma y posteriormente buscaron extorsionar a la misma. La presentación recayó en el despacho del fiscal Mauricio Guerrero, quien tomó las primeras medidas para poder avanzar en la investigación.

“Hackearon el sistema de seguridad de la empresa y el backup, afectando a todos los grupos que la componen”, explicó el representante del Ministerio Público Fiscal, a Diario Río Uruguay.

Asimismo, el letrado remarcó que una vez que fue notificado de la denuncia, convocó a la División de Inteligencia Criminal de Paraná, quienes desde la tarde del miércoles se encuentran trabajando en Concordia, bajo su supervisión y directivas.

Consultado sobre el delito que se investiga, Guerrero indicó que, en este caso, “es el delito de ciberataque”, como así también “el delito de extorsión”, teniendo en cuenta que los autores “pidieron una cifra de dinero para poder desencriptar el virus que afectó a todo el sistema”.

Vale remarcar que desde la firma se subrayó que se garantiza el cumplimiento con los comercios adheridos a la red y los proveedores como así también el habitual funcionamiento de la tarjeta para que el cliente pueda comprar y abonar su resumen con total normalidad.

Redaccion-Uno

A %d blogueros les gusta esto: