Autoridades uruguayas dieron visto bueno para regreso del tren Salto-Concordia

Tras anunciar intenciones de poner en marcha la línea de tren Salto-Concordia, la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) realizó una inspección a las instalaciones. Uno de sus hallazgos fue que comenzar la línea sería “viable”.

Según se informó, junto a Carlos Albisu, presidente de la Delegación Salto Grande de Uruguay, funcionarios y técnicos argentinos, personal de AFE recorrió la ruta Concordia y el puente ferroviario internacional.

El objetivo fue inspeccionar el puente y la vía férrea tanto del lado uruguayo como argentino. Informando a Ferrocarriles del Estado sobre su proyecto, estuvo el subsecretario Juan José Olaizola y el Presidente Dr. José Pedro Pollak de AFE.

Fuentes del organismo señalaron que luego de reuniones mantenidas entre el Coordinador Regional de Desarrollo de Salto Grande, Pablo Constela, la novedad fue anunciada, no con muchos detalles.

La estación de tren de Salto Grande es el punto de partida de la línea de tren con destino a Argentina. Según se adelantó en la vecina orilla, una forma de llegar desde el centro de Salto hasta la represa donde comienza la línea del tren será a través de viajes en autobús gratuitos. En relación con las operaciones hasta el momento, este ha sido el hecho concreto.

En teoría se supone que se crearán dos frecuencias diarias para Uruguay y dos frecuencias diarias para Argentina. Más tarde se agregarán frecuencias adicionales si las circunstancias lo permiten.

AFE ya contaría con una máquina con capacidad para 90 pasajeros y el personal necesario para operarla. Actualmente, el costo del boleto aún no se ha determinado pero – según versiones periodísticas – “costaría significativamente menos que un boleto de autobús, aproximadamente 4 veces más barato”. Esto tendría el beneficio adicional de ser más ágil al cruzar.

Además, se especificó que – considerando el buen estado de las vías de Salto Grande a Concordia – “no serían necesarias reparaciones menores”.

Siempre de acuerdo a estas versiones charrúas, las obras de un tramo de vía de 3 kilómetros en Argentina avanzan “gracias al realojamiento de familias en ese país”. La vía “debería estar terminada en un par de meses y funcionando”, agregaron.

El tren Salto-Concordia se generó inicialmente como un tratado internacional en 2011. De esta manera, los dos países no tuvieron que crear nuevas leyes para regularlo. En cambio, el tratado les permitió coordinarse más rápidamente. (Salto al Día)

Redaccion-Uno