Los nuevos delitos que la fiscalía le imputó a un alto funcionario policial

Se trata del comisario Guillermo Ocampo, ex jefe de la División Investigaciones, quien está acusado de prestar custodia al dueño de la distribuidora Manaos en Concordia, Claudio Barrios.

De acuerdo a lo que pudo saber un cronista de Diario Río Uruguay, el lunes 17 de octubre por la mañana, el fiscal José Arias tomó declaración indagatoria y amplió la imputación al ex jefe de la División Investigaciones, Guillermo Ocampo.

Es así que el ex integrante de la Jefatura Departamental Concordia fue imputado por el delito de cohecho, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público, en el marco de la causa que también es investigada y llevada adelante por la fiscal Daniela Montangie.

Además de Ocampo, en la misma causa también está imputado el empresario Claudio Barrios, dueño de la distribuidora Manaos en Concordia, a quien en la última semana se le atribuyó el delito de cohecho.

Asociación Ilícita

Guillermo Ocampo y Claudio Barrios habían conformado una Asociación Ilícita. Por un lado, Barrio pagaba dinero al ex jefe de Investigaciones, es decir a Ocampo, que ponía la estructura policial a su alcance al servicio del empresario de Concordia, un hombre con un accionar temerario y vínculos en el ambiente delictivo.

Según las sospechas firmes que existen en la investigación de la fiscalía, el comisario Ocampo custodiaba con sus subalternos de la División Investigaciones la distribuidora de Barrios, cuando esos policías debían estar en funciones. Asimismo, el ex jefe de Investigaciones también realizaba operativos y diversas averiguaciones requeridas por el empresario.

Las denuncias contra Barrios

Claudio Barrios comenzó a recibir denuncias en su contra desde el año 2018 y estaban a cargo de la fiscal Julia Rivoira, pero no hubo avances en la investigación. Fue desde entonces que las más de cinco denuncias contra el empresario pasaron al despacho de la fiscal Daniela Montangie y el fiscal José Arias.

La pesquisa indicaba que Barrios quería imponer su monopolio en la distribución de Manaos en Concordia y la región de Salto Grande. Pero un comerciante no quería comprarle gaseosas a Barrios, por lo que el empresario lo amenazó en reiteradas oportunidades con armas de fuego, lo amedrentó por mucho tiempo, ocasionó daños e intentó incendiarle el vehículo como así también el local comercial.

Asimismo, marcaba la afluencia contra su denunciante con la autoridad policial, a través de los servicios que le prestaba el entonces encargado de la División Investigaciones de la Jefatura Departamental de Policía de Concordia, Guillermo Ocampo.

Uno de los hechos investigados por la Dra. Montangie y el Dr. Arias, data de una situación acontecida en el 2018. En esa oportunidad el comerciante viajó a Villaguay para comprar las gaseosas Manaos pero Barrios lo siguió.

En el trayecto, cuando el hombre regresaba con la mercadería, lo interceptó y lo amenazó. En ese momento, Barrios se comunicó con Ocampo y el comisario movilizó nuevamente la estructura policial: llamó a la policía caminera y pidió montar un operativo cerrojo para detener la marcha del vehículo del comerciante, con el argumento de que llevaba mercadería que no estaría en regla. El procedimiento policial se realizó y el conductor del vehículo explicó la situación, dijo que lo estaban amenazando y justificó el transporte de las gaseosas.

Redaccion-Uno

A %d blogueros les gusta esto: