Concordia: en un juicio abreviado, condenaron a la banda de los Francia

Néstor Francia Brun, considerado el cabecilla de la organización, acordó seis años y medio de prisión; seis años para su esposa, el hijo y los principales colaboradores. El resto recibió penas de entre cuatro años y seis meses de condicional. En este último grupo, con condenas de menor cuantía, figura Gabriela Francia, excontratada de la Municipalidad de Concordia, y su esposo, docente de la UNER, a quienes se los halló culpables de lavado del dinero proveniente del tráfico de drogas.

El allanamiento producido en su momento logró reunir suficientes pruebas como para condenar a los participantes del cartel concordiense por parte del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay. Varias personas quedarán en libertad por imperio del 2×1 y otros recibirán morigeración de penas a través de salidas transitorias.

Dos ramas familiares conformaban el clan de narcos en la ciudad de Concordia, que distribuía y vendía drogas en distintos puntos de la ciudad, y a su vez parte de las ganancias eran lavadas mediante la constitución de plazos fijos en distintos bancos. Fue desbaratado en 2019 y ahora terminaron casi todos condenados tras un juicio abreviado. El caso había cobrado notoriedad por la cercanía de una de las acusadas a la Municipalidad local.

El jefe de la organización era Néstor Francia Brun, alias “el Cholo”, quien fue empleado del Municipio Concordia durante 20 años hasta su detención, mientras su esposa María Lorena Trinidad era la encargada de llevar la contabilidad de la empresa y de buscar la droga en Buenos Aires.

Juan Mosqueira, jornalero, y Jorge Rafael Guionet, alias “Toro”, eran los principales colaboradores, en el acopio, fraccionamiento y traslado de la droga a los puntos de venta; los hermanos Gustavo, Gabriel y Diego Armando Trinidad, y Flavia Ruiz constituían un grupo dedicado a la venta de drogas en tres domicilios. Estos, a su vez, adquirían vehículos nuevos de gama media y los ponían a nombre de terceros. Se comprobó que utilizaban a chicos de 16 y 17 años como “soldaditos de la droga”.

Otros hijos, hermanos y allegados a los principales responsables realizaban otras tareas de acopio y reventa de drogas, principalmente marihuana, al tiempo que adquirían vehículos con autorizaciones para conducir a nombre de los jefes de la banda.

Gabriela Alejandra Francia, hermana de Néstor, fue quien más exposición pública tenía y tuvo luego de ser detenida. Era contratada del Municipio de Concordia, y trabajaba activamente para Conased, la fundación que preside la esposa del actual intendente, Enrique Cresto.

Gabriela y su esposo Juan Pablo Solari, ingeniero en alimentos y docente universitario, según el fallo, “se encargaban de resguardar los valores en efectivo que se obtenían como consecuencia de las actividades ilícitas de la organización, principalmente a Néstor Francia Brun y Diego Armando Trinidad, posibilitando así que subsista su funcionamiento”.

“Les entregaban el dinero por si resultaban aprehendidos” y, en caso de ser detenidos los narcos, debían hacer frente a los gastos de los abogados defensores.

No obstante, “a espaldas de los demás integrantes del cartel, ellos (Gabriela Francia y Solari) constituyeron varios plazos fijos con alrededor de tres millones de pesos. Tales operaciones se habían realizado en los Bancos de Entre Ríos, Galicia y Nación Argentina”, se subrayó en la sentencia. El monto total de las operaciones ascendía a la suma de 3.365.000 pesos (valores del año 2019).

Este dinero fue decomisado en la sentencia, aunque no así la gran mayoría de los vehículos que, se suponía, los narcos habían adquirido con las ganancias provenientes del delito.

En cuanto a las condenas acordadas en el juicio abreviado, se impuso la más alta de seis años y medio de prisión para Néstor Francia Brun, seis años para su esposa, el hijo y los principales colaboradores, mientras que el resto recibió penas de penas de entre cuatro años y seis meses y de prisión condicional, como el caso de quienes fueron condenados solo por lavado de activos, no por el tráfico de drogas.

Cabe remarcar que el momento de auge de la banda, en los años 2018 y 2019, fue la época de mayor crecimiento de la violencia en Concordia. En 2019 llegaron a ocurrir 29 homicidios, con una tasa de crímenes mortales que triplicaba la nacional, en su mayoría casos atravesados por los distintos conflictos sociales y desastres que produce la droga.

Dónde estaban alojados los acusados

En la Unidad Penal 3 de Concordia se encontraban alojados el cabecilla de la banda, Néstor Alfredo Francia Brun, hermano de Gabriela, junto a Juan Mosqueira y Christian Ariel Trinidad. En la Unidad Penal 2 de Gualeguaychú se encontraban Matías Fernando Cáceres, Jorge Rafael Guinet y Juan Pablo Solari. En la 4 de Concepción del Uruguay se encontraban esperando el juicio Diego Armando Trinidad y Claudio Horacio Trinidad. En la cárcel de mujeres de Paraná estaba María Belén Saucedo.

En tanto, privados de la libertad, pero en domicilios particulares, se encontraban María Lorena Trinidad, César Alfredo Francia, Gabriela Alejandra Francia, Flavia Rita Ruiz, Norma Ramona Brun, Noelia Castagnino y Jaqueline Mabel Gamarra. Al definirse la situación procesal de cada uno, recuperarán algunos la libertad, mientras que otros harán el cómputo de pena para establecer cuál es la fecha en que podrán salir en libertad.

Cabe remarcar que el momento de auge de la banda, en los años 2018 y 2019, fue la época de mayor crecimiento de la violencia en Concordia. En 2019 llegaron a ocurrir 29 homicidios, con una tasa de crímenes mortales que triplicaba la nacional, en su mayoría casos atravesados por los distintos conflictos sociales y desastres que produce la droga.

(El Sol)

Redaccion-Uno

A %d blogueros les gusta esto: