Cristina destaca aumentos en la rentabilidad de alimenticias y le pide medidas al Gobierno para bajar la indigencia

Luego del informe que difundió el Indec, la Vicepresidenta advirtió por la suba de la indigencia a causa del fuerte avance en el precio de los alimentos. Señaló los márgenes de ganancia de las alimenticias.

Luego del informe que difundió el Indec sobre la pobreza en el primer semestre, la vicepresidenta, Cristina Kirchner, advirtió por la suba de la indigencia a causa del fuerte avance en el precio de los alimentos. En esa línea, remarcó los márgenes de ganancia que informaron las empresas y pidió mayores esfuerzos en el Gobierno.

A través de su cuenta de Twitter, la expresidenta expresó: “El Indec publica hoy datos sobre el descenso de la pobreza del 37,3% al 36,5% en el primer semestre del 2022. Sin embargo, en el mismo período la indigencia aumentó del 8,2% al 8,8%, esto evidencia el impacto del fuerte aumento en los precios de los alimentos”. Pero no se quedó allí.

“Está mas que claro que estamos ante un fenómeno de inflación por oferta y no por demanda. Las empresas alimentarias han aumentado muy fuerte sus márgenes de rentabilidad”, subrayó la vicepresidenta. En ese sentido, destacó que “el ministerio de Economía ha trabajado duro en todas las áreas de su competencia”, pero aseguró que “es necesaria una política de intervención más precisa y efectiva en el sector y, al mismo tiempo, diseñar un instrumento que refuerce la seguridad alimentaria en materia de indigencia”.

 

Qué pasó con la pobreza en el primer semestre

Según el documento oficial, el porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza alcanzó el 27,7%; en ellos reside el 36,5% de las personas. Dentro de este conjunto se distingue un 6,8% de hogares por debajo de la línea de indigencia, que incluyen al 8,8% de las personas. Esto implica que, para el universo de los 31 aglomerados urbanos de la Encuesta Permanente de Hogares.

Con respecto al segundo semestre de 2021, la incidencia de la pobreza registró una reducción de 0,8 puntos porcentuales. Sin embargo, en el caso de la indigencia, hubo un aumento de 0,6 puntos.

¿Por qué bajó la pobreza y subió la indigencia?

Dado que la incidencia de la pobreza y la indigencia resultan de la capacidad de los hogares de acceder a la canasta básica alimentaria (CBA) y a la canasta básica total (CBT) mediante sus ingresos monetarios, se observó que, con respecto al semestre anterior:

  • En promedio, el ingreso total familiar aumentó un 29,1%.
  • Las canastas regionales promedio aumentaron 33,8% (CBA) y 29,0% (CBT)

Es decir, los ingresos en el período estudiado aumentaron a un nivel similar a la CBT, lo que dio lugar a la reducción de la tasa de pobreza; y menos que la CBA, lo que explica el aumento de la tasa de indigencia del conjunto de la población en el promedio del semestre.

Otro dato a tener en cuenta es que el ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de $ 58.472, mientras la CBT promedio del mismo grupo de hogares alcanzó $ 93.177. Así, la distancia entre los ingresos de los hogares pobres y la CBT aumentó levemente respecto del segundo semestre de 2021.

En cuanto a los grupos de edad según condición de pobreza, se destaca que un poco más de la mitad (50,9%) de las personas de 0 a 14 años son pobres. El porcentaje total de pobres para los grupos de 15 a 29 años y de 30 a 64 años es de 43,3% y 32%, respectivamente. En tanto, para la población de 65 años y más, el 12,1% se ubicó bajo la línea de pobreza.

Redaccion-Uno

A %d blogueros les gusta esto: