Diez años después, la ley de Humedales tiene una oportunidad histórica para que se vote en Diputados

Una vez más los humedales concentran la atención política. Tras más de diez años de derrotero parlamentario y en medio de la crisis ambiental por los incendios a orillas del río Paraná, este jueves un plenario de las comisiones de Presupuesto, Recursos Naturales y Agricultura de la Cámara de Diputados será el marco formal para buscar finalmente darle despacho de dictamen a la iniciativa que busca regular y proteger los humedales.

El debate será inédito, ya que en la última década la iniciativa siempre quedó bloqueada en Diputados. Apenas consiguió dos veces la media sanción –2013 y 2016–, pero siempre del Senado. Al girarse a la Cámara baja, era cajoneada. En 2020 fue la última oportunidad, cuando tuvo dictamen solamente en la comisión de Recursos Naturales. Nunca se trató en las demás y así perdió estado parlamentario.

Hasta que el jueves pasado, un pedido de emplazamiento aprobado a mano alzada por el recinto, obligó a las comisiones a debatir conjuntamente los diez proyectos de ley existentes. Se puso como fecha y lugar hoy a las 10 en el segundo piso del Anexo C, sobre la calle Rivadavia y al frente del Congreso.

La expectativa, entonces, es alta. Está prevista una manifestación callejera de las más de 500 organizaciones ambientales y sociales que desde hace tiempo militan y presionan a los diputados para cuidar estas áreas cuya principal característica es el agua. La iniciativa incluso concentró la atención de la Unión Industrial Argentina, que ayer en una reunión de su junta directiva expresó públicamente cierto reparo a la norma. Pidió “que se tenga en cuenta los aportes del sector productivo” y remarcó en un comunicado que “con la participación y el aporte del sector industrial se potencia el entramado productivo de las economías regionales, la inversión y la generación de empleo registrado, compatible con los objetivos ambientales”.

Según las organizaciones ambientales, por la acción humana en los dos últimos años se perdieron más de 1 millón de hectáreas de humedales. Se estima que más del 20% del territorio argentino está compuesto por humedales, que albergan una gran biodiversidad, capturan gases de efecto invernadero, amortiguan inundaciones y proveen alimentos.

La clave de la ley de Humedales es que establece la creación de un inventario que permitiría cuantificarlos y caracterizarlos a nivel nacional. En base a ese ordenamiento territorial, se establece que cualquier intervención humana en los humedales necesita la previa aprobación de la evaluación de impacto ambiental. Las provincias son quienes tendrán esa autoridad.

Redaccion-Uno