Imputaron a los detenidos por intentar matar a Cristina Fernández

“El suceso tuvo planificación y acuerdo previo”, agrega la imputación. Surge de los hechos que le atribuyeron a Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte durante sus declaraciones indagatorias el martes por la noche. Nuevas medidas en la causa.

Fernando Sabag Montiel y Brenda Elizabeth Uliarte quedaron imputados en la investigación caratulada como “homicidio en tentativa” por “haber intentado dar muerte a Cristina Elisabet Fernández de Kirchner” y “haber contado para ello con la planificación y acuerdo previo entre ambos”, según confirmó una fuente directa del expediente.

Durante su indagatoria, Sabag Montiel dijo: “Brenda no tuvo nada que ver”, despegando a su novia, pero este miércoles también trascendió de dos fuentes directas de la declaración que a continuación agregó: “Y yo tampoco”.

Sabag Montiel “aprovechando el estado de indefensión generado por la multitud”, apuntó hacia la cara de la vicepresidenta con una pistola semiautomática, calibre 32, marca Bersa, modelo Lusber 84 y la numeración “25037” en el lateral izquierdo del cañón, afirmó la jueza María Eugenia Capuchetti en el escrito que se les leyó a ambos durante la indagatoria.

El hombre de 35 apuntó “accionando la cola del disparador en al menos una ocasión sin que se produzca el disparo, pese a encontrarse la misma cargada con cinco cartuchos de bala del mismo calibre y resultar aptas para sus fines específicos”, dice el documento judicial.

“El referido suceso tuvo planificación y acuerdo previo”, dice la imputación. También se le imputó haber llevado o tenido el arma de fuego “sin contar con la debida autorización legal” y con “la numeración parcialmente suprimida en la base de su empuñadura y a sabiendas de ello”; además de haber acopiado 100 municiones calibre 32, secuestradas el día 2 de septiembre de 2022 a raíz de uno de los allanamientos realizados.

Otro hecho por el cual fueron indagados fue la falsificación de los certificados de discapacidad emitidos a su nombre por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, mediante el aporte de sus datos filiatorios.

La jueza ordenó la inspección y el secuestro de los vehículos pertenecientes a Sabag Montiel, mientras espera los resultados finales del peritaje del teléfono de Uliarte y otros seis teléfonos más, y avanza el análisis de cámaras de grabación (tanto públicas como privadas) para reconstruir lo que hicieron ambos imputados el día del hecho.

El juzgado confirmó este miércoles por la noche que los abogados de los imputados son los defensores oficiales Juan Martin Hermida y Gustavo Kollmann. Durante el día había trascendido que Carlos Telleldín, el hombre que entregó la camioneta Traffic con la que se atentó a la sede de la AMIA en 1994, iba a asumir la defensa de la mujer

(elDiarioAr)

Redaccion-Uno