Según la Cepal: Las mujeres jóvenes registran la mayor tasa de desocupación en América Latina y el Caribe

La Cepal informó que entre el cuarto trimestre de 2019 y el primero de 2020, se observó un aumento en la participación laboral de las mujeres jóvenes, pero en el segundo trimestre del 2020 se revirtió la tendencia que continuó en 2022.

En el sector del empleo joven, las mujeres de 18 a 25 años se situaron por debajo de sus pares varones en el cuatro trimestre del año pasado, y no lograron recuperar los niveles previos a la pandemia.

La participación laboral de las mujeres jóvenes en la región mantiene una tendencia a la baja desde el segundo trimestre de 2020, pese a que entre el último trimestre del 2019 y el primero del 2020 marcaba un nivel mayor al de los varones jóvenes, según el último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Entre el cuarto trimestre de 2019 y el primero de 2020, se observó un aumento en la participación laboral de las mujeres jóvenes, pero tras las medidas sanitarias que comenzaron en el segundo trimestre del 2020 se revirtió la tendencia que continuó en 2022, según un informe de la Cepal.

“En el cuarto trimestre de 2019 las mujeres jóvenes registraban tasas de participación mayores a las de sus pares varones” mientras que al término del primer trimestre del 2022 “no ha alcanzado todavía los valores precrisis”, sostiene el último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal)

Entre el primero y el segundo trimestre de 2020 la tasa de desocupación de las mujeres jóvenes creció en 4,6 puntos porcentuales, al pasar del 23,4% al 28,5% y a su vez, alcanzó la a brecha más importante de los últimos 5 años con una tasa de desocupación de 5,8 puntos porcentuales, más alta que sus pares varones.

La pandemia de Covid y las medidas de confinamiento impactaron sobre el nivel de empleo al igual que en las expectativas sobre encontrar trabajo, lo que derivó en una caída en la tasa de participación laboral en la población joven, directamente en las jóvenes.

Los datos del informe revelan que en 2021 se aprecian niveles de la tasa de desempleo juvenil inferiores a los observados en 2019 aunque, “existen diferencias por género en la evolución del desempleo juvenil”, cita el informe. La tasa de actividad de mujeres jóvenes, en comparación con los resultados del primer trimestre y el segundo trimestre de 2021 obtiene una diferencia negativa de 2,31 puntos porcentuales, lo que visualiza una disminución de las mujeres jóvenes en condición de actividad laboral.

A su vez, la tasa de empleo de mujeres jóvenes obtiene una diferencia negativa de 1 punto porcentual, lo que refleja una disminución de empleo en las mujeres jóvenes para dicho período.

Por lo que, en el sector del empleo joven, las mujeres de 18 a 25 años se situaron por debajo de sus pares varones en el cuatro trimestre del año pasado, y no lograron recuperar los niveles previos a la pandemia.

Redaccion-Uno

A %d blogueros les gusta esto: