Siguen aumentando los casos de Covid en el país: en Entre Ríos hubo más de 500 contagios y siete muertes

El reporte semanal contabilizó que en Argentina hubo 76 muertes y 41735 contagios en los últimos siete días • Los casos aumentaron un 5,5%, mientras que los fallecimientos subieron un 33,33% • En Entre Ríos hubo 526 nuevos contagios y se registraron siete muertes.

Con un alza del 5.24% con respecto al reporte anterior, la Argentina alcanzó la cuarta semana consecutiva con aumentos en los casos de COVID-19, según el último reporte emitido por el Ministerio de Salud de la Nación. Es decir que, entre el 17 y el 24 de julio, se registraron 76 muertes y 41.735 contagios. De esta manera, el total de afectados desde el inicio de la pandemia se ubica en 9.507.562, mientras que los fallecidos son 129.278. Vacunación y variantes más contagiosas de Ómicron: las razones detrás de este incremento.

Según el reporte que difunde la cartera que lidera Carla Vizzotti, se registró un alza de casos del 5.24% en relación con el reporte emitido la semana anterior. En ese momento, los contagios y fallecimientos registrados entre el 10 y el 17 de julio fueron: 57 muertes y 39.656 casos. En tanto, los fallecidos por el Covid-19 tuvieron un alza del 33.33%.

Cabe destacar que en Entre Ríos hubo 526 casos (el total es de 205.130) y siete fallecidos (el total es 2.840).

Asimismo, el documento oficial señaló que, a la fecha hay 456 personas internadas en Unidades de Terapia Intensiva (55 personas más que la semana anterior, cuando eran 401 los hospitalizados en estas condiciones), con un porcentaje de ocupación de camas, tanto en el sector público como en el privado y para todas las patologías, de 43.4% en el país. Los fallecimientos que se registraron fueron: 34 en Buenos Aires, 6 en CABA, 3 en Chaco, 5 en Córdoba, 7 en Entre Ríos, 2 en Formosa, 1 en Mendoza, 1 en Neuquén, 2 en Río Negro, 5 en Salta, 1 en San Juan, 1 en Santa Cruz, 3 en Santa Fe, 2 en Santiago del Estero y 3 en Tierra del Fuego.

Vale recordar que la Argentina superó la cuarta ola de Covid-19, que tuvo su pico el 29 de mayo con 51.778 casos, aunque fue durante las últimas semanas que se notificó la presencia de las nuevas variantes más contagiosas de Ómicron: la BA.4 y la BA.5.

En cuanto a la vacunación, punto esencial para enfrentar a estas subvariantes, hasta el momento se aplicaron 107.433.677 de dosis, de las cuales 40.872.858 corresponden a la primera, 37.677.543 a la segunda, 3.123.612 son dosis adicional (que se incluye dentro del esquema primario de vacunación) y 25.759.664 recibieron los refuerzos. El total de vacunas distribuidas en todo el país alcanzó los 114.361.313, además de las 5.083.000 que fueron donadas.

• Cómo avanzan las variantes más contagiosas de Ómicron en la Argentina

Según el último reporte de variantes en la Argentina, emitido por el Ministerio de Salud a mediados de julio, en la Argentina hay una “circulación exclusiva de la variante Ómicron”, siendo que aún no se habría identificado la recientemente caracterizada BA.2.75 en el territorio nacional.

“La proporción de Ómicron en casos sin antecedente de viaje internacional ni relacionados con la importación se sitúa en un 100%”, destaca el último documento emitido hasta el momento. Al tiempo que resalta que “en cuanto a los linajes de Ómicron, el porcentaje de BA.2 en SE24 es del 61%, mientras que BA.4 y BA.5 representan el 6.4% y 4.5%, respectivamente”. Más allá de la presencia de estas subvariantes en viajeros, el informe destaca que en aquellos que no estuvieron vinculados con viajeros, se identificaron “1160 casos de Omicron BA.2, 27 casos de BA.4 y 16 casos de BA.5″, siendo que los afectados por estas variantes de Ómicron residen en provincia de Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Catamarca, Entre Ríos, La Pampa, Mendoza, Salta, San Luis, Santa Cruz y Santa Fe.

• La importancia de la vacunación para enfrentar los contagios por Ómicron

Según se logró determinar en distintas investigaciones científicas, Ómicron sus derivados, tales como BA.2. BA.4, BA.5, BA.12 y ahora BA.2.75, aunque son más contagiosos, producen una enfermedad más leve y no lleva a los pacientes a padecer cuadros graves, con una suba marcada de internaciones y muertes.

Hasta el momento, los científicos identificaron que Ómicron se multiplica 70 veces más rápido en nariz, garganta y vías aéreas superiores, y se une menos a las células del pulmón, lo que podría explicar los casos más leves, a pesar de que la persona tenga dos o tres dosis de vacunas contra el COVID. Según el último Boletín Epidemiológico Nacional, distribuido por el Ministerio de Salud de la Nación, entre la semana epidemiológica 23 y la 26 se registraron 8,15 muertes cada 100 mil habitantes en personas de 60 años y más, que no recibieron ninguna vacuna o aquellos que solo tienen el esquema inicial incompleto (solo una dosis en lugar de dos).

En cambio, para los que contaban con dos dosis administradas, ese número cayó a 1,2 muertes cada 100 mil habitantes. Y en quienes tiene tres o cuatro dosis (es decir uno o dos refuerzos), baja a 0,38 muertes cada 100 mil habitantes. O dicho de otro modo, no estar vacunado o estarlo con esquema incompleto se traduce en un riesgo de morir por COVID 7 veces superior a quienes tienen dos dosis y 21 veces superior que si se ha recibido el refuerzo. Asimismo, el riesgo de morir fue más de tres veces superior (3,15) en quienes no tienen vacuna o solo tienen una, a quienes ya van por la tercera.

Al analizar cuántas dosis tienen aplicadas las personas mayores de 60 años según las 24 jurisdicciones del país, Martín Barrionuevo, contador y senador provincial por Corrientes, resaltó que la nómina la lidera la Ciudad de Buenos Aires con 3,42 dosis aplicadas por persona residente, le siguen La Pampa (3,3), Santa Fe (3,26), San Luis (3,21), Catamarca (3,1), La Rioja (3,08) y Buenos Aires (3,07). Las demás provincias están por debajo de 3; siendo que Misiones (2,08), Chaco (2,35), Salta (2,48), Formosa y Tucumán (2,58) son las más retrasadas, publicó InFoBae.

En tanto, según el documento, para menores de 60 años solo murieron 0,5 personas cada 100 mil entre las que no tenían dosis alguna o sólo una, mientras que esa proporción fue del 0,07 por ciento entre los que habían recibido el primer esquema completo y de 0,19 entre los que tenían el refuerzo.

Ricardo Teijeiro (MN 58065), infectólogo del Hospital Pirovano, señaló: “Las nuevas mutaciones de Ómicron están manteniendo la pandemia y es altamente probable que, en dos años esto esté circulando en forma habitual”, por lo que destacó que “si bien estamos en pandemia y hay una gran circulación de este virus con gran contagiosidad, no tenemos una repercusión sanitaria y complicaciones”. Al tiempo que advirtió la importancia de que “la gente tenga un nivel más alto de vacunación”.

Redaccion-Uno