Cómo cuidarnos ante las bajas temperaturas y heladas

Temperaturas muy bajas se registran este lunes en Paraná y ante esta situación, es necesario tener en cuenta algunos aspectos para sobrellevar estos días de la mejor manera posible. Qué hacer, que ropa usar, algunos de los datos que vas a encontrar en esta nota de AIM.

En primer lugar informate a través de los medios de comunicación del pronóstico del tiempo, sobre todo si tenés que salir a la calle.

– Evita salir a la calle si hace mucho frío. Por eso siempre es bueno tener reserva de comida y bebida.

– Elegir alguna forma de calefacción. Que sea segura para evitar accidentes en las casas. Existe además el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono por combustión en el interior del hogar, por lo que se aconseja no instalar calefones en los baños, revisar las salidas al exterior de calefones y estufas y que dicho trabajo lo haga un gasista matriculado y no usar braseros para calefaccionarse además de garantizar siempre la ventilación de los ambientes.

– Ten disponible para salir ropa de abrigo como bufandas, ponchos, guantes, gorros y otras prendas para protegerte del frío.

Telas para usar en invierno
Para proteger tu piel de las bajas temperaturas, éstas deben ser fabricadas con tejidos naturales que evitarán irritaciones o comezón.
. Algodón
Este es el tejido natural más común que podemos encontrar en la ropa. Se caracteriza por ser muy suave y cómodo; además, no irrita ni causa alergias en la piel.
. Cáñamo
Este tejido es uno de los más ecológicos que se encuentra en el mercado textil. Es una tela muy duradera, ofrece protección contra rayos UV, es suave y brinda calor durante la temporada de invierno.
. Lino
La ropa fabricada con este tejido, es muy útil para usarla durante la noche, ya que absorbe la humedad de la piel con facilidad; además, impide la proliferación de bacterias y elimina malos olores.
. Rayón
Considerado un tejido semi sintético, no puede ser penetrado por el viento frio o la lluvia, es muy resistente y la ventaja es que se trata de una tela ligera y flexible.
. Seda
La estructura química de la ropa de seda es muy parecida a la de la piel humana, por tal motivo no genera alergias. Es ideal para personas con piel sensible o seca, además no desprende pelusas o partículas, lo que beneficia a personas con problemas respiratorios.
. Tencel
Se trata de una fibra natural que se obtiene de la pulpa de la madera.
Se caracteriza por ser muy suave y es ideal para personas con piel sensible, porque ayuda a regular la temperatura corporal y no permite el crecimiento de bacterias.
. Lana
Esta tela es una de las mejores a la hora de regular la temperatura en temporadas de frío, ya que brinda calor; sin embargo, no se recomienda usar en contacto directo con la piel ya que puede provocar irritación, ardor o comezón.
. Yute
Este tejido es extraído de una planta tropical que lleva el mismo nombre; sus beneficios son la suavidad, resistencia y poder absorbente.
. Polar
En Argentina, otra tela muy popular es el polar, debido a que para esta época es muy calentito y se puede secar rápidamente cuando se lava. El elegido por los chicos ya que es una tela liviana y no pica. Además de buzos, camperas y pantalones, las bufandas, gorros y guantes, ya son un clásico.
Estas son algunas telas que debes usar en invierno. La recomendación es que no sean muy ajustadas porque te restarán movimiento, tampoco deben utilizarse muy sueltas porque se puede escapar el calor corporal.

– Informa a las autoridades sobre la ubicación de personas vulnerables como indigentes, ancianos, enfermos, discapacitados, etc.

– No dejes a los animales a la intemperie. Si ves perros de la calle podés ofrecerle un garage para pasar la noche, una cucha, una manta, un abrigo, una capa, un poco de agua o comida.

– Si alguien es afectado por las bajas temperaturas, deberá generar más calor en su cuerpo, beber líquidos calientes y solicitar atención médica si el malestar persiste.

– Evita el cambio brusco de temperatura. Cúbrete la cabeza, el rostro y la boca para evitar el ingreso de aire frío a los pulmones. Usa varias frazadas para dormir.

– Consume azúcar, grasas, papa y otros productos con alta caloría y carbohidratos, para incrementar la capacidad de resistencia al frío.

– Al dormir no dejes encendidas velas o lámparas.

– Mantener y reforzar los hábitos de higiene. En invierno, los virus que causan los resfríos y la gripe circulan con mayor frecuencia y la tasa de contagio aumenta por el hecho de estar en ambientes cerrados y mal ventilados. Para ello, lavarse las manos sigue siendo una de las mejores formas de evitar el contagio. Además, es recomendable taparse la boca o cubrirse con el brazo al momento de estornudar o toser para evitar la propagación de los gérmenes. Asimismo, hay que evitar tocarse los ojos, la boca y nariz ya que de este modo es como se propagan los virus presentes en sus manos.

Redaccion-Uno