En el peronismo dicen que la nueva mesa chica es Cristina y Massa, ante la resistencia de Alberto a dialogar

En el peronismo ahora hablan de una mesa chica que integran sólo Cristina Kirchner y Sergio Massa, que definirán el próximo candidato a presidente del Frente de Todos. La lectura es consecuencia de la decisión de Alberto Fernández de cortar el diálogo con su vicepresidenta.

El presidente no quiere retomar el diálogo y resiste la creación de una mesa chica integrada por las tres patas del Frente de Todos porque cree que condicionarán al máximo su gestión y como primera medida pedirán la renuncia de Martín Guzmán, afirmaron a LPO fuentes de la Casa Rosada.

El peronismo lo había presionado con la creación de la mesa de la provincia, que se reunió una sola vez y sólo para obligar al presidente a aceptar la “Institucionalización” nacional del Frente de Todos a nivel nacional.

Como Alberto hizo caso omiso a la presión, la mesa que integraban dirigentes como Martín Insaurralde, Verónica Magario y Malena Galmarini no se volvió a reunir. Ese grupo incluía a dirigentes sin poder territorial como Cristina Álvarez Rodríguez, Carlos Castangeto y Mónica Macha.

Por eso, hoy el círculo real de las decisiones políticas troncales del Frente de Todos pasa por el eje Cristina-Massa, admiten en el peronismo. Ambos recompusieron la relación y dialogan con la frecuencia y la sinergia que jamás tuvieron con el presidente.

Cristina y Massa no juegan de memoria, pero van camino a eso.

“No juegan de memoria pero van en camino a eso”, dijeron a LPO en el PJ bonaerense. En ese sentido recalcan que hay un vínculo aún más aceitado entre Massa y Máximo Kirchner que podría replicarse entre el tigrense y la vicepresidenta.

Massa sin embargo tiene una preocupación: al gobierno le queda un año y medio de gestión y es muy difícil ser competitivos en el 2023 si no se logra empezar a darle respuesta al impacto social que esta generando la inflación descontrolada.

En los entornos de Cristina y Massa hablan de cuatro candidatos posibles para 2023. Uno es el propio presidente de la Cámara de Diputados y otra es la vicepresidenta. Los otros dos son Axel Kicillof y Eduardo “Wado” de Pedro. El tucumano Juan Manzur por ahora desactivó su proyecto presidencial y evalúa la mejor manera y momento para replegarse en Tucumán, un paso que no es sencillo, según comentaron a LPO fuentes del gobierno.

En el peronismo a Alberto ni siquiera lo incluyen en la lista porque su imagen están en el subsuelo. Una prueba de ello es que hasta sus ministros más cercanos como Jorge Ferraresi, Juanchi Zabaleta y Gabriel Katopodis retomaron el diálogo con Cristina para empezar a hablar sobre el armado político del 2023. El Presidente por ahora se sigue recostando en la CGT y el Movimiento Evita.

Los gobernadores tomaron prudente distancia de la interna y como reveló LPO, eligieron ofrecer una “propuesta de gobernabilidad” que por ahora se desconoce.

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: