Se descubrió el complot orquestado por la ex Rectora Iris Mattio contra un docente de la escuela Comercio “Gerardo Victorín”

Como dice el refrán popular, “las mentiras tienen las patas cortas”. El argumento que esgrimió la ex Rectora de la Escuela Secundaria Nº16 “Profesor Gerardo Victorín”, profesora Iris Mattio, buscando apoyo en el colectivo femenino, como víctima de violencia de género hace unos dos meses, se cayó abruptamente, a partir de que se descubrió la intención de la ex Rectora de manchar el buen nombre y honor del docente David Agostini, que hace más de 20 años es profesor de Educación Física en el establecimiento educativo.

El litigio comenzó a partir de una protesta del profesor Agostini, al reclamar una inasistencia que le habían colocado injustamente. Al discutir con una de las auxiliares administrativas, en ese mismo momento, interviene la hija de la ex rectora, quien también cumple funciones en ese mismo lugar. Luego de aclarar la situación, el docente se retira. A los pocos días, Agostini se encuentra con la sorpresa, que pesaba sobre su persona una denuncia judicial por Violencia Laboral.

Paralelamente a la denuncia en la Justicia, la ex Rectora Iris Mattio, salió por todos los medios a su alcance, diciendo que el profesor Agostini fue denunciado por Violencia de Género, con todo lo que ello significa y la carga emocional sobre su familia. Pero esta historia tomó un giro de 180º al saberse que la denunciante, utilizada por la ex Rectora y su hija, se arrepintió y dijo la verdad ante el juez en lo Laboral: “He sido víctima de un complot por parte de la señora Rectora María Iris Mattio y su hija Alfonsina Pereyra Mattio, en el que se me ha utilizado para denunciar penalmente al profesor David Agostini…”, declaró ante el magistrado.

Confesión de parte, relevo de pruebas

La confesión de la auxiliar administrativa, hizo que el Juzgado en lo Laboral desestimara la denuncia contra el profesor David Agostini, pero el expediente en la faz administrativa continuó vía jerárquica en educación, por lo que no cesó hasta ahora. Todo lo expuesto hasta aquí, está en conocimiento del director departamental de Educación, profesor Fabián Vallejos, quién tendrá que acatar lo dictaminado por la Justicia, subsanar y reorientar la denuncia contra la ex Rectora y su hija por complot y falso testimonio.

El ardid de Mattio, según Agostini, consistió en una reunión previa, en donde le sugiere expresamente a las mujeres que se debía denunciar a David Agostini por violencia de género. Al momento de realizar la denuncia en la Policía, Alfonsina Pereyra Mattio le dice a su compañera de trabajo, “denuncialo vos que yo te salgo de testigo”, usándola como instrumento de sus inconfesables intereses.

Cabe aclarar, que esta es una pequeña faceta de lo que sucedía en la histórica Escuela de Comercio “Gerardo Victorín” y que pronto tendrá estado público las más de 24 denuncias hechas por docentes, personal auxiliar y maestranzas por malos tratos, discriminación, racismo, etc., por parte de Mattio.

Un viejo docente jubilado de esa institución dijo, “Esto nunca ocurrió en los más de 100 años que tiene nuestra escuela. Es preciso limpiar el buen nombre y honor. Las Autoridades de Educación tienen que ponerse a la altura de las circunstancias, caer con todo el peso de las normativas y hacer justicia con nuestros colegas que fueron víctimas”.

Fuente: Diario del SUR Digital/ Telecinco

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.