Los tamberos argentinos reciben el precio más bajo del mundo por su producción

Durante su visita a la muestra ExpoSuipacha 2022, en esa localidad bonaerense, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, presentó los datos de un informe realizado por la entidad según el cual “el tambero argentino recibe hoy el precio más bajo del mundo y es un 4% menor que un año atrás”.

En ese sentido, y con datos del primer trimestre del presente año y medido en dólares, el precio en la Argentina que cobró el tambero por litro de leche fue de USD 0,38, mientras que en Brasil USD llegó a USD 0,41, Uruguay USD 0,42, Nueva Zelanda USD 0,51 y Estados Unidos USD 0,55.

Además, el relevamiento destacó que en un contexto inflacionario y con un acuerdo de precios vigente, los valores al consumidor de abril pierden en términos reales. Además, los costos locales de producción aumentaron a un ritmo superior al de los ingresos, principalmente por la tendencia alcista de las commodities internacionales en los últimos meses, como consecuencia del ataque de Rusia a Ucrania.

“Hace mucho tiempo venimos hablando sobre la necesidad de trabajar con una agenda de temas que ordenen al sector, de manera que no haya distorsiones en los precios y planificar adecuadamente las distintas situaciones, tanto de la coyuntura como de los problemas estructurales, que atentan contra el crecimiento”, comentó Nicolás Pino.

Y agregó: “La lenta respuesta de la demanda local impulsa a las empresas a reforzar la salida exportadora, con un precio internacional que en el último mes cayó un 17%. No olvidemos también los efectos de la sequía de principio de año que condicionó las reservas, como el caso del maíz que se tuvo que picar con menor calidad y rendimiento, haciendo que el productor tenga que incurrir en más gastos para la alimentación”.

Además, el dirigente sostuvo que con una condición climática más favorable la producción láctea aumentó en el primer trimestre del año un 1,6%, dejando atrás un momento complejo que se registró en enero pasado con la fuerte sequía y altas temperaturas que azotaron al sector agropecuario.

Por otro lado, el ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires, Javier Rodríguez, comentó que si bien actualmente “hay dificultades, el panorama es diferente al de años atrás”, dijo en diálogo con este medio. En ese sentido, sostuvo que la producción láctea “logró revertir la tendencia negativa de entre 2015 y 2019, donde cayó un 14% y cerraron más de 500 tambos. En 2020 y 2021 crecimos y en 2020 las proyecciones nos posicionan también en un escenario de aumento, que en el acumulado es de entre un 12 y 14%”.

Oeste bonaerense

Por otro lado, los tamberos del oeste bonaerense expresaron su preocupación por la tensa situación que debe enfrentar la producción de leche por la “mala relación de precios de las materias primas y los altos costos”. Si bien la producción de leche creció un 2,5% interanual a marzo de 2022, los efectos de la crisis internacional, sumado a factores internos que ponen en rojo a los balances de los productores, impactó de lleno sobre la lechería en el arranque del año, ya que la producción cayó un 6% intermensual contra febrero de 2022.

Desde la Cámara de Productores de Leche del Oeste de la Provincia de Buenos Aires (Caprolecoba), se dejó en claro las diferencias en el impacto que tienen el escenario actual que propone el negocio lechero, allí los tambos con mayor escala, con mayores rodeos y volumen de ventas, no solo obtienen mejores precios de mercado sino que también logran mantener una tónica de crecimiento dentro de sus estructuras. De continuar la situación de crisis, con subas continuas en los valores de los principales insumos como granos y alimentos, surgen dudas de cómo afrontarán esto los pequeños y medianos establecimientos productores de leche.

Según Caprolecoba, “contra lo que pudimos suponer referenciados en las malas relaciones de precios y altos costos de los tambos por estos días, el primer trimestre de 2022 entregó una producción 1,6% arriba que el 2021. Mientras que marzo de 2022 presentó un incremento del 2,5% contra igual mes del 2021″. El impacto de la suba de costos se sintió de lleno sobre el negocio de producir leche, además de otras cuestiones vinculadas al clima, ya que en la comparación de marzo de 2022 contra febrero anterior, la producción de leche en los tambos presentó una merma del 6%, tal como refirió la entidad bonaerense.

En lo que hace al negocio tambero, se evaluó dicha situación tras contar con una inflación promedio del 6,7% a marzo pasado, y con una cotización para el dólar que escaló casi un 3%. Asimismo, los valores de la leche abonada por la industria presentaron al tercer mes del año un aumento promedio del 7,3%. En marzo pasado según el Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (SIGLEA), los tambos chicos percibieron por su leche a razón de $39,30 por litro entregada en la tranquera.

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.