Investigan al fundador de Los Monos por incendiar oficinas de la Municipalidad de Rosario

Máximo “El Viejo” Cantero, fundador y patriarca de la banda narco rosarina “Los Monos”, padre de “El Pájaro”, histórico líder asesinado y “Guille”, su actual capo preso en Marcos Paz, suma un nuevo capítulo en su historia siniestra.

La semana pasada, Cantero fue allanado junto a su ex mujer, su actual pareja y otras 18 personas en una causa donde se lo investiga como el jefe de una mafia acusada de ataques extorsivos, balaceras a escuelas, estaciones de servicio y una tentativa de homicidio. Fue detenido en su casa en el boulevard Avellaneda, en una investigación a cargo de los fiscales Valeria Haurigot, Franco Carbone y Gastón Ávila

Allí, se encontraron gallos de riña y 18 caballos en pésimas condiciones que eran abusados en cinchadas presenciadas por vecinos. También, se encontró gran cantidad de comida proveniente de planes sociales de la Municipalidad rosarina, lo que generó fuertes sospechas en los investigadores. Había 8.000 kilos de alimentos a granel y 137 cajas del plan Cuidar de la Municipalidad.

En ese contexto, el fin de semana pasado ocurrió un hecho sumamente sospechoso: varias oficinas de Desarrollo Social fueron incendiadas. La fiscal Paula Aguirre investigó el fuego y ordenó una pericia a Bomberos. El resultado llegó en la mañana. Se detectó un “líquido acelerante” para provocar las llamas en el edificio, que queda a metros de la sede central de la Municipalidad. Se descartó de pleno un posible cortocircuito.

 

La comida encontrada en el domicilio de Cantero.

 

Ahora, los fiscales que investigan a Cantero padre pidieron las actuaciones de esa causa, según confirmaron a Infobae fuentes del expediente. Se sospecha que el fundador de Los Monos podría haber ordenado el ataque.

Se sospecha, también, que el incendio podría haber sido provocado por alguien dentro de la Municipalidad misma, y no por un intruso, para borrar los rastros propios.

La última semana en el caso de Cantero padre estuvo cargada de revelaciones. Los fiscales que acusaron durante dos jornadas a los acusados ventilaron en las audiencias videos y escuchas telefónicas en la que los sospechosos hablan sin ningún disimulo sobre la violencia que ejercen en una parte del territorio de Rosario. Los archivos reproducidos complican principalmente a Máximo Ariel “El Viejo” Cantero, su ex pareja y madre de “Guille”, Patricia Celestina Contreras, y a Nelson “Pandu” Aguirre, el supuesto brazo armado de la organización.

El principal foco de estas escuchas fue Aguirre, un recluso condenado a 16 años por un crimen cometido en 2015 que se encuentra en el pabellón 8 de la cárcel de Coronda, desde donde utilizó celulares “las 24 horas”, según dijeron los funcionarios del Ministerio Público de la Acusación. “Pandu”, de acuerdo a la investigación, es jefe de una “célula” que opera principalmente en los barrios Triángulo y Vía Honda, en la zona Oeste y Sudoeste de Rosario.

De las órdenes que emitió Aguirre desde sus teléfonos al resto de los integrantes de la supuesta organización se desprende una gran cantidad de indicios sobre delitos violentos que habían sido concretados, y otros porque estaban por ejecutarse. Además, es quien menciona a “El Viejo” Cantero, a Patricia Celestina Contreras y a otras personas, ubicándolas como posibles partícipes en los hechos.

FuenteInfobae

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.