Ecuador declaró el Estado de Sitio en tres provincias para controlar la violencia narco

Unos 9.000 militares y policías tomaron el sábado a la noche control de las tres provincias de Ecuador más golpeadas por el narcotráfico y la criminalidad, donde ya se han producido más de 1.200 muertes en lo que va del año.

El Gobierno decretó un Estado de Sitio que rige desde ayer y que se mantendrá por 60 días en las costeras Guayas, Manabí y Esmeraldas -esta última, fronteriza con Colombia. La medida incluye un toque de queda nocturno para las zonas con localidades con mayor violencia, como Guayaquil, que es capital de Guayas.

Ya bajo el estado de emergencia, un cabo segundo de la policía fue muerto el sábado a tiros en esa ciudad portuaria, la más poblada del país, informó la Policía Nacional en su cuenta de Twitter.

“Paz en la tumba del cabo segundo Carlos Cortéz”, tuiteó el sábado a la noche el ministro del Interior ecuatoriano, Patricio Carrillo, en memoria del policía asesinado.

“No es tarea sencilla recuperar la seguridad”, agregó el ministro, añadiendo que “la falta de escrúpulos y los sórdidos motivos de los delincuentes no se impondrán”.

Las autoridades no han presentado un balance global de los operativos, que según reportes dispersos dejan detenidos y el decomiso de armas y drogas.

La fuerza pública incursionó en convulsas y deprimidas zonas, donde el acceso era difícil para los agentes.

El gobernador de Guayas, Pablo Arosemena, dijo a la agencia de noticias AFP que la prioridad es restablecer el orden en áreas controladas por mafias.

Necesitamos intervenciones prolongadas y sostenidas para que los índices de inseguridad se estabilicen y decrezcan” anotó.

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.