“Si no se resuelve la interna en 40 días, se corre riesgo de desaparecer” dijo Cresto

Cresto está convencido que el oficialismo entrerriano tiene más para mostrar que la oposición. En una charla se refirió a la idea que se instaló sobre una derrota en el 2023. El adelantamiento de las elecciones, la conducción del frente, el armado y la condena a Urribarri.

Enrique Cresto sigue de cerca el devenir de la vida política en Entre Ríos pese a tener su despacho en Capital Federal. Como presidente del Enohsa tiene facilidades de acomodar la agenda al interior y ahí aparee, con asiduidad su terruño.

Tras haber encabezado la boleta del Frente de Todos en un escenario complejo para el peronismo y el gobierno nacional, el concordiense sigue en alerta por los aconteceres en la vida interna de la coalición. En una charla con Página Política dio su punto de vista.

-¿Cómo vivís la interna en el seno del Frente de Todos y en qué te afecta como funcionario?

-La interna la tiene que resolver el Frente de Todos, que se conformó para sacar a (Mauricio) Macri y ese objetivo se cumplió. No depende de la economía, de los argentinos. Es un problema político y se resuelve con política. Es como un matrimonio que está en crisis. Pero es un tema puramente político, insisto. La solución está en hacer peronismo.

-¿Qué sería, en este caso, hacer peronismo?

-Conducir. Nuestro movimiento es verticalista.

-¿Pero quién conduce. Hay un presidente y un sector interno como el kirchnerismo que  cuestiona la gestión permanentemente?

-Eso pasa en todos lados y todos los gobiernos de coalición. Acá lo que se discute es poder. Otra vez, y perdóname que insista con lo mismo. En un gobierno peronista, por más de coalición que sea, y por la tanto requiere de una conducción. Si no resuelve la interna en 40 días, se corre riesgo de desaparecer como expresión nacional e hipotecando el futuro de millones de argentinos.

-Da la sensación que es muy difícil gobernar en un gobierno loteado. ¿Es así?

-Cuando más trabajás menos internas se generan. El problema es que no siempre se trabaja adecuadamente. En el caso mío es más fácil, porque soy un peronista entrerriano que viene a Buenos Aires a gestionar recursos para el interior en un país centralista. Por eso hoy tenemos más de 1300 obras en toda la Argentina y eso tiene que ver con tratar de focalizar los problemas en cualquier rincón del país. Hay que dejar de lado la discusión política por la discusión misma. Escucho a muchos lamentarse de los problemas que tenemos y motorizarlos en vez de buscar la solución.

-¿Ratificás tu candidatura a gobernador, más allá que no es conveniente que se diga ahora?

-Todos tenemos el bastón de mariscal. Hemos manifestado que tenemos un proyecto de provincia y alguien lo conducirá. Puedo ser yo. No estoy recorriendo mirando el 2023, estoy gestionando el 2022. Claro que hablamos de política con los actores de cada lugar al que vamos, pero estamos en la gestión.

-¿A quién ves en la oposición dando la pelea?

-En la oposición tienen legitimidad (Rogelio) Frigerio y (Pedro) Galimberti, que dieron la interna, tuvieron votos y ahora están recorriendo y armando. En el oficialismo es diferente, porque estamos gobernando con una conducción clara de Gustavo (Bordet) y de los intendentes. Veremos quienes son los hombres y mujeres más competitivos para que haya una continuidad de la gestión.

-La Ley Integral de Género exige una mujer en la fórmula. ¿En caso de encabezar una propuesta, a dónde estás mirando. Al norte, sur, el centro…..?

-Hay muchísimas mujeres que están capacitadas. Hoy le tenemos que decir al peronismo que Entre Ríos no puede entregar el gobierno, que tiene que seguir desarrollándose, que los otros ya gobernaron el país y sabemos lo que hicieron. Un desastre. Por otro lado hay que trabajar para el peronismo. Yo no fui candidato a diputado nacional porque quise, me lo pidieron sectores del partido. Cuando fui intendente fue una decisión del partido. Por eso hay que trabajar para el proyecto, no para uno.

-No contestaste. Otra. Bordet dijo ante intendentes y el gabinete que “nada estaba dicho” para el año que viene. Fue por idea que se viene instalando en las propias filas del oficialismo que firma que en el 2023 los espera la derrota. ¿Por qué se instaló esa hipótesis?

–Yo soy una parte de ese PJ y estoy convencido, porque conozco la provincia, que no es así. Nuestros adversarios tienen mucho menos que nosotros. Gobernamos las ciudades más importantes, tenemos todas las chances. La gestión de (Martín) Piaggio en Gualeguaychú es muy buena. Lo mismo de (Martín) Oliva en Uruguay y (Claudia) Monjo en Villaguay. Lo del Beto (Adán Bahl) es muy bueno. En Concordia estamos con obras que están transformando la ciudad. Nosotros podemos mostrar cosas en todo el territorio. Tenemos para decir que gobernamos bien. ¿No sé qué va a decir o mostrar la oposición? El 2023 es otro partido, pero ojo, hay que jugarlo. Se gana jugando, entrenando. Bordet hizo una buena gestión con el desastre de Macri, cómo no vamos a hacer una muy buena gestión con un peronista en Nación.

-¿Das por hecho el adelantamiento? ¿Le con viene al oficiaoismo?

-Si alguien quiere que el peronismo gane es el gobernador. Hay que analizar el cuadro. Adelantar puede consolidar la idea de salir de los temas nacionales y discutir Entre Ríos. Te puede garantizar un triunfo votar antes, pero también es importante la continuidad del peronismo a nivel nacional. Hay que esperar el contexto, yo no sería tan contundente para dar una certeza ahora.

-¿Volves a Concordia como intendente o directamente para la campaña?

-Dudé mucho en irme,  pero pensé que para volver siempre hay tiempo. Analicé la situación y no me arrepiento de estar en Buenos Aires gestionando para Entre Ríos en un país centralista. Estamos trayendo obras importantes y eso es, hoy, lo más importante.

-¿Volvés o no?

-No te puedo dar esa respuesta porque no la tengo. Los contextos son muy dinámicos.

-¿Tu espacio va a tener candidato o candidata para la Municipalidad en el 2023?

-Hay varios que tienen legitimación para ser. (Alfredo) Francolini dijo que lo iba a definir en octubre o noviembre. (Armando) Gay está caminando. (Ángel) Giano lo mismo y ha ido postergando su proyecto de gobernar la ciudad. Eduardo Asueta fue dos veces candidato. Bueno, hay que esperar la estrategia electoral y cómo se resuelve. Si todos pegan con todo, por ejemplo. Tanto yo, como el Beto y Piaggio le hemos manifestado al Gobernador que estamos para sentarnos en una mesa y discutir cuál es la mejor estrategia. Con Laura (Stratta) no lo he hablado, pero seguramente estará para aportar.

-¿En qué lugar de la boleta te lo imaginas a Bordet?

-Donde más le convenga a él y en función del proyecto político. Eso tiene que ver con que si se adelanta o no la elección.

-Qué análisis hacés de la condena a Sergio Urribarri?

-Lo que sacó el partido es lo que está consensuado. En lo personal creo que estamos en democracia y Urribarri tiene todas las herramientas para defenderse, como las apelaciones que seguramente hará. En la historia nuestra hemos sufrido de todo, desde firmar las declaraciones con la cara tapada hasta la tortura, hoy están las herramientas de la democracia. En lo político nosotros vemos en la gestión de Urribarri como la que más ha transformado la provincia.

-¿Te imaginabas una condena de esa magnitud?

-Me sorprendió, creo que a todos.

Fuente: Página Política

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.