Violencia de género: Preocupación de Nación por el “Área de Masculinidad” de Concordia

Desde el Ministerio de Gómez Alcorta se comunicaron con Francolini para ajustar clavijas respecto de las políticas de Estado en materia de género. Fue a raíz de la creación de un área para asistir a varones, víctimas de violencia ejercida por sus parejas. Una funcionaria de la cartera de Mujeres, Género y Diversidad fundamentó la necesidad de diferenciar a que refiere la violencia de género.

La creación de un Área de Masculinidad en el municipio de Concordia –que no tiene por fin abordar a un varón violento sino a proteger a varones víctimas de sus parejas mujeres– desentonó con las políticas implementadas por el Estado, siempre insuficientes, para proteger a las víctimas de violencia de género.

Quien expuso acerca de los fundamentos de la nueva área fue el Director de Gestión Preventiva, Miguel Gallo, dependiente de la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Concordia: “No existen organismos del Estado que protejan al hombre cuando es víctima de un contexto de violencia familiar”, resaltó el funcionario que tiene a su cargo, además, otras reparticiones como Adultos Mayores, Violencia de Género y un área que supone prejuicios en la asistencia estatal y que se denomina “VIH Sida y Diversidad”.

“En los casos de violencia intrafamiliar, mayormente, se ven afectados los más débiles del grupo familiar como son las mujeres y los niños”, concedió el funcionario en diálogo con Elonce. Pero fundamentó la necesidad del área en cuestión: “También venimos viendo que, en menor medida, pero que existe, violencia hacia el hombre adulto, llevada a cabo por la mujer”.

Dijo que se brinda atención psicológica, contención y asistencia letrada ante “una cierta cantidad de casos” que creció en 2022. “La violencia intrafamiliar es la que sufren en la casa, la violencia doméstica y al hombre, le cuesta mucho hacer la denuncia por varias razones”, dijo Gallo y mencionó: “quedar en ridículo, que no le crean, a veces, han ido a hacer la denuncia y los policías le dicen: `¿pero cómo te va a pegar una mujer que pesa 20 kilos menos que vos?”.

 

Desigualdad y estadísticas

Laurana Malacalza es subsecretaria de Abordaje Integral de las Violencias por Razones de Género del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad de la Nación que tiene a cargo Elizabeth Gómez Alcorta.

Malacalza hizo saber que desde la cartera se intervino ante la nueva área creada en Concordia. “Estuvimos en contacto con el Municipio, con el intendente (Alfredo Francolini) y con los responsables de esta propuesta. Expresamos nuestra preocupación sobre el modo de pensar ese dispositivo”, informó en entrevista con Sandra Miguez, en el programa radial Y de repente la noche.

“Acá es clave diferenciar lo que es violencia familiar de lo que es violencia de género”, exhortó la funcionaria. “Puede existir la violencia de género en el ámbito familiar y en las relaciones de pareja. Hay que diferenciar que quienes están en situación de violencia de género son aquellas personas que se encuentran en relación de poder desigual con relación a los varones. A veces se confunde”, advirtió.

“Generar estas acciones políticas confunde, mezcla bajo un mismo abordaje cuestiones que son distintas, como primer punto. Pero además, hoy en las agendas sociales, políticas y de la agenda del Estado aparecen distintas iniciativas que tienen en el centro del debate las masculinidades desde la perspectiva de pensar la relación entre los géneros”, manifestó Malacalza que enfatizó: “Decir que se va a crear una dispositivo para abordar la violencia que sufren los varones en el ámbito familiar, la verdad que no se explica en las estadísticas”. Al respecto, las estadísticas de la Justicia entrerriana registran en lo que va del año, en Concordia, que hubo 411 denuncias de mujeres víctimas de violencia de género, y 35 casos de denuncias en casos que afectan a niños y adultos mayores que fueron violentados por varones. No hay un solo expediente judicial, en 2022, en un caso como el que justifica el Área de Masculinidad.

Malacalza agregó que hay además lo que se denomina “denuncias cruzadas”, caso en el cual un varón denunciado acusa a su pareja de violencia para “descalificar el testimonio que da la mujer”.

Subrayó la importancia de dejar en claro que “la violencia familiar que puede tener por víctima a un varón no es violencia de género”. “Por supuesto que los varones sufren violencia, pero mayoritariamente en el ámbito público, en clave institucional, en las cárceles pero no por su condición de género”, argumentó la entrevistada. Corresponde decir que en esos casos, el agresor suele ser un varón.

Resumió que, contra lo que se puede esperar del Estado, que es el desarrollo de una política focalizada para asistir a un grupo vulnerable (niños, discapacidad, mujeres, colectivo lgbt), la nueva repartición de Concordia “apunta a proteger a un sector privilegiado, reafirmando de ese modo los privilegios”.

Fuente: Página Política

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.