La masculinidad al palo

La polémica se desató a partir del anuncio del funcionario de la Municipalidad de Concordia, Miguel Gallo, en donde informó sobre la creación del Área de Masculinidad, dependiente de la Secretaría de Salud de la Municipalidad.

“Los casos de violencia de género que tienen como víctima a mujeres son muy divulgados en los distintos medios de comunicación, especialmente desde la última década, teniendo en cuenta los diversos logros que se han dado a fin una igualdad de género respecto al sexo masculino, como también prevenir y combatir la violencia contra las mujeres” sostuvo Gallo.

‘‘Existen numerosas organizaciones, en nuestro país que velan por la no violencia contra la mujer, pero no existen organismos del Estado que protejan al hombre cuando es víctima de un contexto de Violencia Familiar.

‘‘Como tenemos registrados numerosos casos, creímos necesario en crear un ámbito donde podamos atender estas situaciones y poder contener al varón víctima de violencia acompañándolo con asistencia legal y la protección tanto física como psicológica, por lo que estamos desarrollando, talleres y charlas de Concientización, Prevención, y asesoramiento.

‘‘Entendemos lo difícil que es para un hombre poder llegar a realizar una denuncia por violencia o maltratos por la vergüenza cultural que ello acarrea, puesto que se los identifica históricamente con el sexo fuerte. Además, existen, diversos factores a tener en cuenta:

‘‘1) la falta de apoyo jurídico: puesto que no existen leyes que protejan específicamente al sexo masculino en casos de violencia propiciada por la mujer;

‘‘2) problemas de credibilidad: cuando el hombre víctima de violencia va a hacer la denuncia, suelen llevar su situación con vergüenza, ya que, desde el punto de vista social y cultural, no se concibe que una mujer pueda ser la maltratadora;

‘‘3) la falta de Instituciones especializadas en atención de hombres víctimas de violencia.

‘‘4) miedo al ridículo: puesto que testimonios dados por víctimas demuestran que al relatar los hechos ante las autoridades como ante familiares se lo minimiza con frases como: ‘No me vas a decir que una mujer que pesa veinte kilos menos que vos, te faja’.

‘‘Pues la mayor violencia no deriva necesariamente de la pertenencia a un sexo determinado o por el tamaño de la persona y de aquí se desprende otro factor que es la falta de apoyo del entorno familiar, etc.

‘‘La oficina de Masculinidad ya está en funcionamiento en calle Alberdi 198, de 8 a 13 hs. Bajo absoluta reserva. Y el teléfono es 4 21 3750’’, informó Miguel Gallo.

Alejada del hombre

Distante de la creación del Área Masculinidad, están las apreciaciones de la abogada y ex funcionaria crestista, María de los Angeles Petit, quién señaló en su portal de Facebook que, “El área de masculinidad que creó el Municipio parte de un concepto equivocado. La Ley 26485 de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales, que establece los principios y derechos de las víctimas de violencia se refiere sólo a las mujeres y en un sentido más amplio a las personas con identidad autopercibida.

La Violencia de una mujer contra el hombre no está encuadrada como violencia de género, sino que se trata de un delito común, simple o agravado dependiendo de las circunstancias.

La temática específica de “Masculinidades” se enmarca dentro de la educación por la equidad y la igualdad que busca poner en crisis y analizar algunos comportamientos sociales atribuidos a los varones que se han cristalizado y normalizado y posibilitan gran parte de las violencias hacia las mujeres, lesbianas, gays, trans, travestis, bisexuales, no binaries, que se presenta en nuestra sociedad.

El área que se crea no tiene relación con el concepto de masculinidades, parece ser un lugar donde pueden ir hombres que sufren agresión de mujeres a la que el estado lo único que puede hacer es asesorarlos jurídicamente o contenerlos psicológicamente, pero eso no es trabajar en masculinidades.

Lamento mucho ésta decisión del Municipio. Creo que en algunos aspectos estamos retrocediendo. Habíamos avanzado mucho, tanto en relación a la víctima como para con el agresor, y esta nueva área no aporta ni clarifica ni educa para una sociedad con menos violencia”, señaló la letrada.

 

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.