Agustín Rossi: “Tenemos que dejar de mirarnos entre nosotros para mirar más a la sociedad”

Agustín Rossi es un dirigente respetado en todos los espacios del peronismo. En el kirchnerismo le valoran su lealtad en los años donde Cristina Kirchner gobernaba. En el albertismo lo ven como un ministro sin cargo. Alguien que debería volver para cambiar el perfil de los años de gobierno que le quedan a Alberto Fernández.

El “Chivo”, como se lo conoce en la política, está harto de los rumores sobre su posible regreso al Gabinete. En diálogo con Infobae, dijo que aporta “desde el llano” y le pidió a los integrantes de la coalición “poner en una cápsula” los cruces y tensiones que se generaron durante el último mes y profundizaron la crisis del gobierno.

“La lapicera la tiene el Presidente. Hay que fortalecer la gestión y es él el que debe tomar las decisiones que tenga que tomar para llevar adelante ese proceso”, sostuvo durante en un extenso reportaje.

—La coalición de gobierno atraviesa un momento difícil. Alberto Fernández y Cristina Kirchner no se hablan. Faltan dos años de gestión. ¿Cómo se puede seguir adelante?

—Hay que tratar de recrear el espíritu del 2019. Cuando se constituyó el Frente de Todos nadie le preguntó al otro qué había dicho hace un mes o un año atrás. Se constituyó detrás de un objetivo, que era terminar con los cuatro años de experiencia neoliberal en Argentina. Lo que tiene que hacer la coalición ahora es mirar hacia adelante.

—¿Qué implica?

—Trazar un plan de gestión, con las medidas que sean las más consensuadas por todos los sectores y, al mismo tiempo, dejar de mirarnos tanto entre nosotros para mirar más al conjunto de la sociedad. La totalidad de la coalición tiene una deuda pendiente, que es cumplir con el compromiso electoral que generamos en el 2019, cuando le dijimos a los argentinos que le íbamos a ofrecer una mejor calidad de vida. Es un error creer que la contradicción principal es el FMI, cuando en verdad es el neoliberalismo en la Argentina.

—Es decir, menos diferencias propias y más con la oposición.

—El Fondo viene porque tuvimos un gobierno neoliberal, pero vino el 50% de inflación, el 40% de pobreza, la indigencia alta y un plan de desindustrialización. Todo eso vino. No teníamos las condiciones como para decirle al Fondo que prescindíamos de sus servicios. Hubo que negociar y refinanciar una deuda que nos permite tener cuatro años y medio de ventana de tiempo como para recomponer y profundizar el crecimiento de la economía argentina. Hay que resolver y atacar cada uno de estos problemas.

—El problema más grave es la inflación

—Sabemos que la inflación es un problema multicausal, que no hay una medida que resuelva la alta inflación de un día para el otro, y menos de una economía indexada. Pero hay que tomar medidas y el Gobierno las está tomando para ir acotando y aminorando esa inflación. Y mientras tanto lo que tenemos que garantizar es que las jubilaciones, los salarios y las pensiones estén siempre por encima de la inflación. Así como tenemos una economía con inflación alta, tenemos una economía con alto nivel de crecimiento. Hay que diseñar políticas públicas para que impacten en las mejoras de esos indicadores sociales.

—¿Cuáles?

—Así como Cristina diseñó la AUH en el año 2009 y eso generó que desapareciese la indigencia en la Argentina, hay que discutir una medida como el ingreso básico universal, que puede permitirnos trabajar en ese sentido hasta que los niveles de crecimiento económico generen los niveles de empleo que nosotros aspiramos o que la condiciones de la económica argentina saquen la mayor cantidad de argentinos de la pobreza. Me parece que estas son las cosas que tiene que discutir la coalición. El acuerdo con el Fondo ya está.

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.