El Gobierno subsidia el precio de la harina y busca retrotraer valores a febrero

El ministro de Desarrollo Productivo explicó el mecanismo del fideicomiso para compensar a productores por la suba de valores internacionales. El Gobierno buscará que los precios del pan y los fideos vuelvan a los valores de febrero.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunció este lunes que el Gobierno subsidiará el precio de la harina de trigo, con lo cual buscará retrotraer valores del pan y otros derivados al mes de febrero, a partir de la conformación de un fideicomiso, en medio de las turbulencias que genera sobre los alimentos el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

“Si no hay ninguna medida de compensación, significa que habría pan, harina y fideos más caros”, indicó el ministro.

Kulfas afirmó que “no hacer nada es convalidar que subas en los valores del trigo se trasladen al precio de los productos claves en la mesa de los argentinos”, al explicar las medidas adoptadas para contener la inflación.

“La decisión de conformar el fideicomiso para sostener el precio del trigo se enmarca en escenario internacional de turbulencias”, señaló en conferencia de prensa en la sede de la cartera, en la que precisó que se busca compensar al sector para que harineros dispongan del producto a precios de febrero.

Por este motivo “se definió formar un fondo, incorporar recursos para subsidiar el precio interno y, de esta manera, las industrias que manejan harina de trigo tengan los recursos y puedan ofrecer los productos a los precios del mes de febrero”.

Créditos

Además, recordó que “se incrementaron las retenciones para el aceite y la harina de soja para sumar esos recursos a este fideicomiso, para compensar a los molinos harineros que pagarán más caro el trigo y pueden tener esa compensación. Y que, a la vez, el pan y otros productos vuelven a los precios de febrero”.

Por otro lado, el Ministro anunció que se lanzará una “línea de créditos por $8.000 millones a tasa subsidiada para la industria molinera” con el objetivo de que los molinos aceleren la compra de trigo para producir harina, pero eviten “un traslado masivo de precios a la mesa de los argentinos”.

Reunión

Previamente, Kulfas y el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, mantuvieron una reunión con autoridades de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) y la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal).

El fin de semana Kulfas afirmó que el Gobierno va a “actuar con el peso de la ley” sobre los sectores que en las últimas semanas implementaron remarcaciones y que van a exigir a los empresarios “que retrotraigan los precios que no tienen justificación”.

“En la reunión hubo tensiones y discusiones fuertes porque no se querían hacer cargo y quedamos en darnos 24 horas para analizar de quién es la responsabilidad: de los productores o los intermediarios”.

Empresa de alimentos

“Esperemos no tener que volver a aplicar la ley de abastecimiento, pero si lo tenemos que hacer, lo volveremos a hacer”, aclaró el ministro, quien indicó que “la inflación es un fenómeno macroeconómico esto es para alinear precios. El acuerdo con el FMI significará fortalecer las reservas del BCRA y eso ayudará para la inflación e ir disipando incertidumbres”, afirmó.

Por otro lado, no descartó la posibilidad de que se cree una “empresa nacional de alimentos”, pero sin brindar precisiones sobre esta cuestión. Además, anticipó que el miércoles Feletti brindará nuevos anuncios sobre “los comercios de cercanía”, que podrían incluir precios máximos o de referencia.

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.