El juez otorgó la libertad a los acusados de estafar a una empresa de Buenos Aires

El juez Figueroa otorgó la libertad a Javier Andrés Goycochea, Jonathan Ott y Carlos Samudio, y además resolvió que deberán cumplir medidas de coerción. Los tres hombres habían sido detenidos por estafar a una empresa de calzados.

De acuerdo a lo que pudo saber un cronista de Diario Río Uruguay, en la tarde de jueves, se llevó a cabo la audiencia de prisión preventiva contra tres los integrantes de la banda acusados de estafar a una empresa de Buenos Aires.

Allí, el Juez de Garantías – Mario Figueroa – resolvió otorgar la libertad a Javier Andrés Goycochea, Jonathan Ott y Carlos Samudio, cumpliendo medidas de coerción.

Vale recordar que en la mañana del mismo jueves, el fiscal Francisco Azcué imputó a Goycochea, Ott y Samudio, por el delito de estafa. A Goycochea se lo acusa de ser el supuesto autor de las estafas, mientras que Ott y Samudio se desempeñarían como encargados de logística de los elementos presuntamente adquiridos por medio del ardid.

Los tres hombres habían quedado detenidos en la jornada del martes, luego de que el personal de la División Investigaciones concretara un allanamiento en una vivienda de calle Colón al 1200 que fue solicitado por el fiscal Francisco Azcué y ordenado por el Juez de Garantías, Mario Figueroa.

El procedimiento fue en el marco de una denuncia que realizó un empresario de 44 años dedicado a la fabricación de calzados en Lomas del Mirador, Buenos Aires.

La víctima fue estafada al enviar una mercadería con 120 pares de zapatos, con un valor aproximado de 800.000 pesos, para lo que los estafadores enviaron un documento de pago apócrifo.

Luego de cumplir con el primer envío, desde Concordia solicitaron otro encargue valuado en más de un millón de pesos, pero desde la empresa le incluyeron a la encomienda un sistema de seguimiento. Al llegar al punto de entrega, que era una vivienda de calle Colón dieron aviso a las autoridades.

A raíz del allanamiento se lograron secuestrar casi 400 pares de zapatos y zapatillas, teléfonos celulares, más de $20.000 dólares estadounidenses en efectivo y casi $2.000.000 de pesos argentinos.

También se secuestraron 1.400 aparatos de electrónica informática, 1 dispositivo GPS, 200 relojes digitales y análogos, auriculares, cargadores, 2.000 pendrives, 4 notebooks nuevas y 3 notebooks del plan nacional “Conectar igualdad”, 1 motocicleta y 1 camioneta, rodados que eran utilizados como elementos de logística.

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.