Evadió tres controles policiales, ingresó a Concepción del Uruguay, pero está prófugo

Una llamativa persecución policial a un auto procedente de Buenos Aires por la Autovía Gervasio Artigas (Ruta Nacional N° 14) terminó con una situación aún más extraña en Concepción del Uruguay.

El conductor evadió dos controles, ingresó a esa ciudad, abandonó el auto en un camino vecinal y se dio a la fuga. La Policía requisó el vehículo y halló “elementos de interés” para la investigación en marcha. El protagonista no aparece y deja abierta la incertidumbre: ¿por qué huyó de tal manera?

El reporte policial del hecho corrió por cuenta del puesto caminero Bella Vista, ubicado en el kilómetro 139,5. de la Autovía 14, pasando Colonia Hughes en dirección Sur rumbo a Concepción del Uruguay. Cuenta que, en la noche del viernes, a las 23:30, desde el puesto homólogo Brazo Largo, en Islas del Ibicuy, informaron que un Ford K color blanco, conducido por un hombre, ingresaba a la provincia y evadió el control de los efectivos isleños, consignó el diario Uno de Paraná.

No conforme con la primera evasión, el conductor del Ford K hizo lo mismo en el Puesto Caminero Gualeguaychú, en el kilómetro 55,5 de la Autovía. Esquivó el segundo control y siguió en dirección Norte.

Los agentes del puesto Gualeguaychú iniciaron un “seguimiento controlado” del infractor, evitando una persecución a altas velocidades que pusieran en riesgo al propio personal y a terceros, en medio del mal clima que había en la zona tras la llegada de las tormentas del viernes pasado.

Más adelante por la autovía, en el acceso a la ciudad de Concepción del Uruguay se había apostado personal del puesto Bella Vista, pero en este caso el conductor del Ford K optó por ingresar, a gran velocidad, a esa localidad.

Hizo algunas maniobras de escape de los policías que lo seguían y terminó dejando el vehículo abandonado en una calle vecinal, próxima a una rotonda. El sospechoso infractor se bajó del auto, se dio a la fuga, y no lo volvieron a ver.

Según el parte policial, el auto fue localizado y, con conocimiento del fiscal en turno, se hizo la requisa vehicular, que terminó con el secuestro de “elementos de interés”, así como del rodado propiamente dicho.

Luego el hallazgo, personal policial de Criminalística de la Departamental Uruguay se abocó a establecer la propiedad del automotor.

Según se indicó desde la Fuerza, los intrigantes “elementos de interés” encontrados no se pueden revelar para no entorpecer la investigación, y permitirían identificar al conductor, incluso con huellas dactilares que se ubicaron dentro del rodado.

Sí se aclaró que los objetos hallados no se relacionarían con delitos, “más allá del delito cometido de evasión”, se aclaró. También se supo que el vehículo no tenía pedido de secuestro y habría avances en la identificación de su propiedad y procedencia.

Por el momento la pesquisa del hecho y su protagonista continúan en marcha y se espera que pronto surjan más novedades que esclarezcan los motivos o al menos el trasfondo de la curiosa persecución con final abierto en Concepción del Uruguay.

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.