Falleció Luis Salvador Altamirano, militante peronista e impulsor de calle Padre Andrés Servín

Luis Altamirano tenía 52 años. Tenía apenas tres cuando con sus padres fueron a vivir al lado de la Parroquia de Gruta de Lourdes. Fue unos de los hijos espirituales del sacerdote Andrés Servín y José Temón. Militó en Intransigencia y Movilización Peronista y luego en el Peronismo Revolucionario durante la década de los 80.

Luis Altamirano dejó de existir este viernes. Trabajó en el Instituto Superior de Educación Física (ISEF). Militó en la Juventud Peronista en los años 80. Considerado uno de los tantos hijos espirituales del cura Andrés Servín de Gruta de Lourdes. Dedicó parte de su vida en la crianza de un niño no vidente. Dejó una hija de nombre Azucena (foto). Se destacó por su gran corazón solidario. Predicó con su ejemplo como los auténticos cristianos y fue uno de los impulsores del cambio de nomenclatura de calle Leguizamón por Padre Andrés Servín el año pasado.

“Caníbal”, como le decían cariñosamente sus compañeros de militancia, amigos y allegados, también incursionó en formaciones carnestolendas como murga la “Tururú Tintos Band”.

Sus restos serán velados a partir de las 16 horas de este viernes, en calle Bernardo de Irigoyen e Ituzaingó, hasta las 22 horas y este sábado de 7 a 11 horas.

 

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.