Robaron las bombas de agua de dos escuelas de Concordia

La escuela Nº37 “Che Guevara” y la primaria Nº4 “Manuel José de Lavardén” fueron blanco del robo de las bombas de agua que abastecían los edificios educativos. Los inconvenientes que genera para el dictado de clases.

Dos escuelas de Concordia -la Nº37 “Che Guevara” y la primaria Nº4 “Manuel José de Lavardén”-no iniciaron las clases debido a las consecuencias que ocasionaron los sendos hechos delictivos de los que fueron blanco: malvivientes robaron las bombas de agua que abastecían los edificios educativos.

“No pudimos comenzar con el ciclo debido a que la escuela no está en condiciones porque robaron las dos bombas de agua del establecimiento, y más allá de eso hay situaciones edilicias que todavía esperan ser resueltas. Además de la falta de cargos administrativos y de ordenanzas, dado que la matrícula creció muchísimo y los trabajadores de esas áreas administrativas, de limpieza y mantenimiento no dan abasto”, explicó a El Sol una de las docentes de la escuela Nº37 “Che Guevara”.

En tanto, la directora de la primaria Nº4 “Manuel José de Lavardén”, Claudia Albornoz, manifestó a El Sol que los responsables del ilícito tenían información sobre los elementos de valor que había en la institución y dónde estaban puesto que “las aulas que estaban vacías y cerradas con llave no fueron violentadas”.

Los malvivientes violentaron las puertas de las oficinas de Secretaría y Dirección para luego robarse “cámaras de video, cámaras de fotos, robot educativo, termómetros y otras cosas”. En tanto, las “cocinas eléctricas” de los talleres y los equipos de música –afortunadamente- no alcanzaron a llevárselas.

Por la inseguridad que abunda en la zona, habían instalado cámaras de seguridad en el establecimiento educativo. No obstante, la docente confirmó que los ladrones también se llevaron hasta las cámaras de seguridad.

“Lo primero que robaron fue la bomba de agua. Una de las tantas que ya nos han robado”. Como consecuencia, “hoy no estamos teniendo clases”, concluyó Albornoz.

 

La respuesta de las autoridades de Educación

Al respecto, el director Departamental de Escuelas en Concordia, profesor Fabián Vallejos confirmó a Diario Río Uruguay que se repondrán las bombas robadas y adelantó que se trabaja con autoridades policiales “para garantizar la custodia total de la escuela, durante las 24 horas”.

De esta manera, Vallejos señaló que con estos trabajos “se podrá nuevamente garantizar el normal funcionamiento de todo el sistema de agua de la escuela, pudiendo a su vez, garantizar el inicio de las clases con los estudiantes en las aulas”.

“Las bombas de agua que se usan en los establecimientos educativos tienen un valor significante -en términos económicos- pero por sobre todo debemos lamentar también que hay gente que las compra, porque si la gente no comprara la cosas que son robadas, esto no pasaría”, apuntó el director Departamental de Escuelas en Concordia.

“Es muy probable que si uno compra una bomba en la calle o por internet pero a bajos costos, ese elemento pertenezca a una escuela donde alguno de nuestros hijos o familiares reciben educación; por eso sería importante que entre todos ayudemos a parar con estos delitos”, subrayó.

“Cuidemos entre todos a nuestras escuelas, más allá del trabajo que pueda hacer la Policía, les pedimos a los vecinos que ante cualquier movimiento raro den aviso, para ayudarnos a proteger a nuestros establecimientos educativos”, imploró.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Elonce

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.