Un grupo de voluntarios concordienses, en su mayoría mujeres, viajaron a Corrientes en acción solidaria por los incendios

Diario del SUR Digital, dialogó con la docente Sandra Boudot quién informó sobre el viaje que hicieran este fin de semana un grupo de concordienses, en su mayoría mujeres, para asistir en forma solidaria a damnificados por los incendios ocurridos en la hermana provincia de Corrientes.

Boudot señaló que “Fue una autoconvocatoria. No estaba para nada organizado. De hecho conocí a la gente el mismo día que salimos de Concordia. Yo conocía a una chica que es proteccionista y rescatista que es Sheila Bravo, que nombraba a Ana María Alda que es una persona que tiene una especie de granja con animales que se conoce como MUNDO IDEAL. Me comuniqué con ellas y comenzamos una campaña enorme. Llenamos un camión completo con elementos de veterinaria, además con alimentos para personas y también para animales”.

La docente confió que “Al principio tenía mis dudas. No sabía si al momento de llegar allá iba a quebrarme. Tenía miedo de ver sufrir a los animales, le dije a mi hija. Luego me decidí, colaboré por tres días, desde el viernes que salimos, hasta este domingo a la noche. Fuimos con todas las ganas de servir en lo que nos necesitaran, pero recibimos más de lo que llevamos”, apuntó.

Una vez en la provincia de Corrientes, Boudot relató que “Nos alojamos en el cuartel de Bomberos de la localidad de Alvear, comíamos allí. La noche de despedida, estuvimos con todas las dotaciones de bomberos que estaban en esa ciudad. Fue algo maravilloso, porque se contaban las experiencias. Como por ejemplo la historia de un bombero muy joven que vendió algunas pertenencias para poder viajar y estar ahí”, graficó. “Nos íbamos integrarnos sin conocernos y parecía luego que nos conocíamos de toda la vida, porque lo único que nos interesaba era unirnos y colaborar en lo que se pudiera”.

Por último Boudot indicó que “Desde Concordia se salió con un camión y una combi. En un total de dieciséis personas, catorce mujeres y dos chicos, que trabajaron sin descanso. Todos de Concordia, menos una chica de Concepción del Uruguay que se sumó al contingente por las redes sociales. La experiencia fue muy gratificante. Uno colaboró con un granito de arena. El convivir durante esos días con estas personas se ve la humanidad a pleno. Porque prevalece el corazón humano sobre las otras cosas”, finalizó.

 

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.