El infierno CORRENTINO

 

Por la Prof. Julieta FERRER (Miembro de la Asociación Artiguista de la Región de Salto Grande)

Lo que pocos saben. Lo que muchos callan. Según un informe del INTA, ya por el 2020, la provincia de Corrientes sufría bajas precipitaciones, y como corolario, la gran bajante del río Paraná. Estos fenómenos ambientales pusieron en riesgo la producción agropecuaria de la región. Las condiciones meteorológicas reinantes en gran parte de ese año y las noticias sobre incendios, llevaron al grupo de Recursos Naturales del INTA Corrientes a hacer una clasificación imágenes satelitales, para detectar la superficie quemada en la provincia, señaló el Dr. Ditmar Kurtz, jefe del Grupo de Recursos Naturales del INTA Corrientes. Por las escasas precipitaciones, ya desde el mes de marzo de 2020 se entró en un período considerado “seco”. Pero particularmente durante el mes de agosto de ese mismo año y según las distintas localidades el índice estuvo por encima del umbral crítico “alto”, donde las quemas no están permitidas.

Cabe aclarar que este trabajo no busca detectar si son quemas intencionales o espontáneas, solamente calcular el área recientemente quemada, en la provincia de Corrientes, La clasificación, posibilita identificar las quemas, como también, detectar zonas quemadas más antiguas o menos intensas. Este trabajo de clasificación estuvo basado en evidencias satelitales y con la ayuda de la página de focos de anomalías térmicas de la NASA. Si bien esta clasificación no posee control de campo, las evidencias satelitales son contundentes, señalaron las autoridades. Si bien, desde este organismo solo se estudian y clasifican las zonas afectadas, deja al descubierto el uso indiscriminado de quema de pastizales que se utiliza para eliminar el material muerto seco en pie para favorecer el rebrote del pasto.

En este sentido, el uso del fuego no siempre es razonable, ni recomendado debido al peligro de que se produzcan incendios. Más del 70% de las quemas, son producidas por los propios dueños de los campos, quienes hacen caso omiso a los indicadores que la dirección de Recursos Forestales de la provincia elabora semanalmente, conocido como “índice de peligro de incendios”, que va de bajo a extremo, según varían los factores que intervienen en el cálculo. A partir de un índice “alto” el uso del fuego en el sector agropecuario está prohibido. Se deberían legislar leyes que protejan la flora y fauna nativa. Y que los responsables de esta masacre natural paguen por no cumplirlas y que no tengan el descaro de pedir subsidio, ni ninguna recomposición económica al Estado. Basta de privilegios para los que más tienen. Basta de privilegios para los que más dañan. Se necesitarán muchos años para que se vuelvan a tapizar los campos de verde. Pero no se reemplazarán las vidas de los animales que perecieron bajo el fuego Correntino.

https://inta.gob.ar/documentos/las-quemas-y-los-incendios-en-la-provincia-de-corrientes

Las quemas y los incendios en la provincia de Corrientes

inta.gob.ar

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.