Alerta epidemiológica por un brote de “fiebre Q” en un frigorífico de Diamante

La información tomó estado público en el ámbito nacional. Desde la cartera de Salud que conduce Carla Vizzotti confirmaron un brote de fiebre Q en un frigorífico de Diamante. Así lo informaron medios nacionales este jueves por la mañana.

Ante la consulta de ANÁLISIS, desde el Ministerio de Salud de la provincia informaron que si bien el estudio se publicó a nivel nacional, incluyendo las conclusiones científicas, “es un trabajo de campo y vigilancia epidemiológica que llevaron adelante nuestros equipos durante el mes de noviembre del 2021”. En rigor, agregaron: “Más precisamente semana epidemiológica 45”.

Con ese trabajo como sustento, la cartera nacional realizó los análisis científicos correspondientes para arribar a sus conclusiones que fueron publicadas oficialmente este martes. De ese modo, el Ministerio de Salud de la Nación emitió el alerta epidemiológica por lo ocurrido en el frigorífico de Diamante.

Por esta enfermedad, 10 de los 11 trabajadores afectados debieron ser internados, aunque todos lograron recuperarse. Los trabajadores afectados presentaron cuadros de cefalea (64%), mialgias (64%), fiebre (55%) y tos (37%). En tanto, el “diagnóstico referido fue neumonía en el 36%”.

Según informó el Ministerio a cargo de Carla Vizzotti, todos los afectados mostraron una “evolución favorable luego de recibir tratamiento antibiótico con diferentes esquemas terapéuticos”. El brote fue como consecuencia del “cierre de una campana de ventilación en el ambiente de trabajo compartido por todos los trabajadores” que se contagiaron.

En ese sentido, aseguraron que se pudo determinar que la enfermedad se desarrolló luego del “contacto directo con tejidos y fluidos animales” y “por deficiente uso de equipos de protección personal e insuficiente ventilación de algunos sectores de faena, y condiciones de humedad y potenciales zonas donde podrían acumularse fluidos”. Todos los afectados trabajaban en la “misma área de faenado de carne de vaca y cerdo del frigorífico”.

Qué es la “Fiebre Q”

Esta enfermedad es una zoonosis (que puede afectar tanto animales como humanos) de distribución mundial, de la que se desconoce su prevalencia en Argentina, según admite la cartera sanitaria nacional. La población de riesgo ante esta patología son: trabajadores rurales, veterinarios y ganaderos. Quien padece esta enfermedad puede desarrollar desde cuadros asintomáticos hasta graves (neumonía o hepatitis).

En el caso de las mujeres, cuando se infectan durante el embarazo pueden padecer abortos espontáneos o un parto prematuro. “En un bajo porcentaje puede presentarse la forma crónica de fiebre Q meses o años después de la infección inicial, que generalmente se manifiesta como endocarditis o hepatitis granulomatosa”, aclararon desde el Ministerio de Salud nacional.

Cómo se contagia la “Fiebre Q”

La responsable de esta enfermedad es la bacteria Coxiella burnetii, la cual puede infectar a los humanos mediante la inhalación de polvo contaminado por las heces, la orina, la leche y los tejidos placentarios y líquidos durante el parto y abortos contaminados. Además, puede transmitirse a través del consumo de productos lácteos no pasteurizados y contaminados.

Otra manera de transmisión es mediante el contacto directo con animales infectados y otros materiales contaminados, como lana, paja y ropa. En raras ocasiones, la “Fiebre Q” puede transmitirse entre humanos (parto, lactancia materna, contacto sexual y por vía transplacentaria). Incluso, existen registros de contagio a través de la mordedura de garrapatas.

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.