El empleo registrado privado se recupera de los años de pandemia

Desde noviembre de 2020 hasta noviembre de 2021, 164.000 personas lograron incorporarse al empleo asalariado registrado en empresas privadas, con un aumento del 0,4 por ciento en noviembre.

El empleo registrado del sector privado creció 0,4 por ciento mensual durante noviembre, según los últimos datos difundidos por el Ministerio de Trabajo. Así, la recuperación del empleo para ese sector acumuló 13 meses consecutivos con balances positivos.

La cifra, dada a conocer ayer por la cartera laboral, implicó la incorporación de 19.300 personas al empleo asalariado registrado en empresas privadas y ya son 13 meses de crecimiento ininterrumpido del empleo.

Además, el informe destacó que en comparación con los meses de noviembre de los últimos años, hay que remontarse a 2013 para encontrar un incremento mensual del empleo de igual magnitud que el actual.

Al igual que octubre, la expansión del empleo se observó tanto en el Gran Buenos Aires como en el conjunto de los aglomerados del interior del país.

Desde noviembre de 2020 hasta noviembre de 2021, 164.000 personas lograron incorporarse al empleo asalariado registrado. Como resultado de ese proceso expansivo, destacó el informe de Trabajo, hasta noviembre de 2021 ya se había recuperado el 90 por ciento del total de los empleos asalariados privados que fueron desvinculados durante la pandemia.

“La sostenida reactivación económica y la flexibilización de las restricciones impuestas a la circulación permitieron no solo recuperar buena parte del empleo perdido en el peor momento de la pandemia (entre abril y julio de 2020), sino también reintegrar a la actividad productiva al personal suspendido”, explicó la cartera que conduce Claudio Moroni.

En efecto, las suspensiones con percepción de una asignación no contributiva, que “funcionaron como un instrumento fundamental para sostener el nivel de empleo asalariado registrado durante la pandemia por Covid-19”, presentaron en diciembre de 2021 una incidencia en el total del empleo asalariado similar al nivel observado en la prepandemia.

Si a los asalariados privados se suman los estatales y los que trabajan en casas particulares, la mejora del mes asciende a 27.100 (7.500 y 400, respectivamente).

Las ramas de actividad que mostraron mayor dinamismo mensual fueron Hoteles y restaurantes (1,9 por ciento), Construcción (1,3 por ciento), Explotación de minas y canteras (0,6%), Comercio y reparaciones (0,3 por ciento) y Enseñanza (0,3 por ciento)

También se destacó que la tasa de empleo (la relación entre el empleo y la población total) presenta el mayor valor desde el año 2013, y resultó para la cantidad de mujeres ocupadas con un incremento de 16,4 por ciento y entre los varones del 14,5 por ciento.

Por último, la EIL mostró que “las expectativas empresariales en cuanto a la contratación de personal para los próximos tres meses, continúan siendo positivas, (5,3 por ciento), observándose el noveno mes consecutivo con valores altos en términos históricos”.

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.