Suba de combustibles: desde hoy aumentaron 9% en promedio en todo el país

Los combustibles vuelven a aumentar en todo el país luego de permanecer congelados desde mayo de 2021. La suba es de 9 por ciento en promedio a partir de las cero horas de este miércoles. Se trata de un ajuste dispuesto por YPF pero que también impactará en el resto de las compañías petroleras.

En marzo pasado, YPF anticipó que durante el año aplicaría un ajuste escalonado de 15 por ciento a lo largo de tres meses para financiar inversiones. El primer incremento de 7 por ciento promedio se aplicó el 16 de marzo y luego hubo un segundo aumento de 6 por ciento en abril. Los aumentos fueron diferenciados: más altos en la ciudad de Buenos Aires y más bajos en el interior.

De acuerdo a la petrolera estatal, el incremento del 9 por ciento promedio para todo el país a partir de este miércoles, incluye un incremento de dos puntos porcentuales más en los productos premium.

YPF destacó que desde el último aumento en mayo del año pasado hubo una devaluación del 11,35 por ciento, una inflación de 29,18 por ciento en enero de este año versus mayo de 2021. Asimismo, informó que el precio del etanol se incrementó un 16,07 por ciento, mientras que el precio del biodiesel subió un 46,61 por ciento y el del Brent en dólares saltó un 31 por ciento.

En tanto, hizo hincapié en la fuerte recuperación de la demanda de combustibles, que en diciembre registró un alza del 10 por ciento contra diciembre de 2019 en gasoil y un 8 por ciento en naftas. En ese sentido, detalló que el mercado de naftas del último mes de 2021 fue el más alto de la historia. Y añadió que el consumo en estaciones de provincias limítrofes, en particular Misiones, se incrementó en varias estaciones de servicio en hasta dos veces el consumo histórico.

En otro orden, indicó que la actualización de precios en surtidor también tiene un peso específico elevado en el mercado laboral, dado que sirve para contener más de 60.000 puestos de trabajo y el acompañamiento de la actividad de comercialización de combustibles donde trabajan más de 25.000 trabajadores solo en YPF.

De acuerdo a la petrolera, las estaciones de servicios, consideradas servicios esenciales, se encuentran muy por debajo del punto de equilibrio, publicó el portal de Infobae.

Según YPF, tras este ajuste, seguirá “monitoreando la evolución de las variables que inciden en la formación de precios, teniendo en consideración las particularidades del contexto macroeconómico”. La firma aseguró que durante 2021 “incrementó significativamente las inversiones en línea con su plan anunciado a comienzos de año por un valor de 2.700 millones de dólares, representando un incremento de más del 70 por ciento respecto a las inversiones de 2020″.

“Este nivel de inversiones permitió un fuerte crecimiento en la actividad petrolera en todo el país y una importante recuperación de la producción a partir del segundo semestre”, explicó la firma estatal, que además aseguró que por medio de ese plan “logró estabilizar la producción de petróleo crudo y gas después de 5 años de caídas consecutivas”, mientras “continuó con el proceso de desendeudamiento iniciado en 2020, alcanzando en el último trimestre, el menor nivel de deuda registrado desde el año 2015”.

Impuesto a los Combustibles

Cabe recordar que, con el objetivo de evitar nuevos aumentos, el Gobierno había postergado hasta marzo la actualización del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDC). Ambos tributos, que tienen un impacto directo en los precios finales de las naftas y el gasoil en los surtidores, debían aplicarse a partir de 1° de diciembre.

Los impuestos a los combustibles se actualizan en forma trimestral de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor que mide el Indec. Pero desde finales de la administración de Mauricio Macri y en varias oportunidades durante la gestión de Alberto Fernández se fueron trasladando hacia adelante para evitar incrementos en las estaciones de servicio.

Luego de la decisión del Gobierno de postergar hasta marzo la actualización del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDC), desde la cámara que agrupa a las estaciones de servicio mostraron su preocupación por el impacto que puede tener la medida en el sector y alertaron por el creciente desabastecimiento en estaciones del interior del país.

Según un informe de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), la situación de las estaciones de servicio es compleja: más de la mitad (52,3 por ciento) no lograr vender volúmenes de combustible suficientes como para alcanzar el punto de equilibrio y están operando a pérdida.

De acuerdo a un relevamiento realizado por Cecha, con datos de la Secretaría de Energía, una estación de servicio necesita vender 315.000 metros cúbicos de combustible al mes para poder superar los costos operativos y alcanzar el punto de equilibrio, una barrera que no alcanzan hoy el 52,3 por ciento de las estaciones.

Los precios de los combustibles hasta ayer se ubicaban de la siguiente manera: Nafta súper: $90,84; Nafta premium: $105,25; Gasoil: $85,33; Gasoil premium: $100,70. Sin embargo desde este miércoles rige sobre ese precio una suba del 9 por ciento promedio en todo el país. Se espera que el resto de las petroleras anuncie en las próximas horas aumentos en ese sentido.

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.