Golpe de calor: cuáles son los síntomas y recomendaciones

Sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39°, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, son algunos de los síntomas.

Mantenerse hidratado adecuadamente, no exponerse al sol en horas centrales, evitar las bebidas alcohólicas, usar ropa holgada y de colores claros y reducir la actividad física, son algunas de las recomendaciones difundidas por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para minimizar el impacto del calor extremo que se prevé esta semana.

En medio de una ola de calor agobiante, el SMN pronosticó temperaturas de entre 35 y 42 grados de máxima para gran parte del país y ya emitió alertas amarillas y naranjas en las provincias del centro y en el norte de la Patagonia para advertir sobre el riesgo sobre la salud, especialmente de los mayores de 60 años y de los bebés y niños.

Así, los períodos de altas temperaturas pueden provocar un golpe de calor, caracterizado por fuerte dolor de cabeza, pérdida de la conciencia, aumento extremo de la temperatura corporal, mareo y sequedad en la piel, indicaron desde el organismo.

Recomendaciones

Es por ello que recomendaron aumentar el consumo de líquidos para mantener una hidratación adecuada, no exponerse al sol en exceso ni en horas centrales del día, evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas, ingerir verduras y frutas en vez de comidas abundantes, reducir la actividad física, usar ropa ligera, holgada y de colores claros y permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

Sin embargo, el SMN recordó que si una persona tiene sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39 grados, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos o dolores de cabeza, deberá solicitar asistencia médica como también trasladar a la persona afectada a la sombra, intentar refrescarla, mojarle la ropa y darle de beber agua fresca.

A su vez, hicieron hincapié en que el aumento de temperaturas impacta en el consumo energético por lo que hay que hacer un uso responsable de la energía eléctrica.

En este sentido, reforzaron que se puede mantener las puertas y ventanas cerradas si la refrigeración está encendida, no refrigerar ambientes que no se utilicen y apagar el equipo cuando se abandona la habitación y programarlo a una temperatura de 24 grados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Ahora

Redaccion-Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.