ESCÁNDALO EN PUERTO YERUÁ: El intendente Benítez perjudicó a emprendedores y pequeños comerciantes de la zona

Lo publicado por Diario del SUR Digital este fin de semana y que replicaron medios de Paraná, sobre una supuesta evasión fiscal en las ventas de entradas para los cuatro días de espectáculos por la Fiesta que conmemora los 133º aniversario de Puerto Yeruá, hizo que el intendente Daniel Benítez saliera a buscar en forma desesperada una empresa privada para solventar los gastos. Dentro de lo pactado, la firma que se hizo cargo durante las últimas horas le exigió la exclusividad dentro del predio conocido como “La Rambla”, por lo que emprendedores y pequeños comerciantes de Concordia, Puerto Yeruá y la zona que habían abonado con anticipación su stand, les devolvieron su dinero y los conminaron a retirarse.

Sobre llovido, mojado

Las entregas de pulseras para ingresar gratis a los ciudadanos de Puerto Yeruá a los cuatro días de Fiesta, el reparto de comestibles, de materiales, de subsidios y otras yerbas, no alcanzó para que el intendente Daniel Benítez, diera vuelta los resultados de este domingo pasado en las elecciones legislativas.

La gestión de puertas abiertas, que Benítez anunciara al comienzo de su gestión, los hizo cuatro días antes de la elección y a eso los ciudadanos de Puerto Yeruá, en su gran mayoría golpeados por la pandemia, el desempleo y el hambre le dieron un castigo en las urnas.

Como si todo esto fuera poco, este martes, aquellos pequeños emprendedores y comerciantes que aspiraban al menos a realizar durante las cuatro noches del festival un ingreso que les permita hacer frente a la crisis económica, se anoticiaron que fueron de alguna manera estafados en su fe por el intendente, ya que muchos de ellos hicieron una inversión importante para poder vender sus productos.

Durante la tarde de este martes, los pequeños comerciantes y emprendedores se anoticiaron que la firma Manaos por exclusividad, dada por el Intendente Daniel Benítez, los invitó a retirarse y se les devolvió el dinero que habían pagado, por lo cual esto trajo muchas protestas que se conocieron a través de audios que circularon por whatsapp.

Los danmificados, no descartaron realizar acciones legales por daños a la Municipalidad de Puerto Yeruá.

Durmiendo la siesta

Lo que llama poderosamente la atención, es la pasividad del Concejo Deliberante, pues ninguno de sus integrantes tomó cartas en este asunto que es grave y que atenta contra los intereses y derechos de los ciudadanos de Puerto Yeruá. Lo único que se conoció que hicieron los concejales, es un pedido de informes al intendente Daniel Benítez, sobre los gastos, empresas y particulares intervinientes para la Fiesta, con fecha 5 de noviembre, siendo que un mes antes ya se sabía lo del evento. Tarde piaste!!

Redaccion-Uno

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: