Postergan el comienzo del juicio al exintendente Chaparro y Julio Larrocca

Este viernes debía comenzar en los tribunales de Concordia un juicio por corrupción, en el marco de la causa “Chaparro Rubén Darío, Larrocca Julio César, Doubña Alexandre Emmanuel, Segovia Ramón José S/falsedad ideológica peculado en concurso real”.

Pero un repentino cambio de abogado defensor por parte de uno de los imputados motivó la suspensión, aún sin nueva fecha establecida. De modo que el exintendente de Los Charrúas y el presidente de la Liga Concordiense de Fútbol deberán esperar.

En efecto, el imputado José Ramón Segovia era representado por el abogado Juan Martín Barnada y, de ahora en más, se hará cargo de su defensa Oscar Enrique Bacigaluppe.

El tribunal que deberá juzgarlos está integrado por los vocales Mariano Caprarulo; Eduardo Degano y Silvina Gallo.

Las irregularidades que dieron origen a la denuncia contra los cuatro imputados están relacionadas con la obra pública e incluyen la presunta elaboración de certificados de obra dando cuenta de un avance que era por entonces inexistente, así como también actas mentirosas de finalización de los trabajos, todo ello con el fin (expresa la imputación) de “justificar la sustracción de dinero del patrimonio municipal de Los Charrúas” por un importe que superó –a valores de entonces- los dos millones de pesos.

Chaparro fue intendente de Los Charrúas en el período en el que se habría concretado la presunta maniobra ilegal investigada. Larrocca, presidente de la Liga de Fútbol de Concordia, era el asesor legal del municipio. Segovia es el titular de la empresa constructora que debió ejecutar los trabajos. Por último, Doubña fue el inspector de obra.

La acusación

La acusación formal del Ministerio Público Fiscal, representado por el Fiscal José Arias, describe los hechos en estos términos:

“Durante el año 2014 y el año 2015, Rubén Darío CHAPARRO, en su carácter de Presidente Municipal de Los Charrúas y Julio César LARROCCA, en su carácter de asesor letrado de la Municipalidad de Los Charrúas, determinaron a Alexandre Emmanuel DOUBÑA, en su carácter de Director Técnico o fiscalizador municipal de las obras “Red Cloacal: Sector I” y “Saneamiento, cordón cuneta y badenes – Sector I” llevadas a cabo en el marco del Programa “Más cerca, más municipio, mejor país, más patria” para que éste, junto a CHAPARRO, falsearan los certificados de obra y las planillas de certificación de obra correspondientes a este programa, dando cuenta de un avance en tales obras que era por entonces inexistente así como también falsearan las actas de finalización de dichas obras de fechas 03 de julio de 2015 y 03 de agosto de 2015, respectivamente, todo ello con el propósito de justificar la sustracción de dinero del patrimonio municipal de Los Charrúas que, mediante distintos cheques librados entre el año 2013 y hasta el año 2015, hicieron ilegítimamente a favor de Ramón José SEGOVIA por un monto de pesos un millón ochenta y nueve mil ochocientos cincuenta y nueve con 67/00 ($1.089.859,67) en relación a la obra “Red Cloacal: Sector I” y por un monto de pesos Un millón veintinueve mil cuatrocientos tres con 07/00 ($ 1.029.403,07) en relación a la obra “Saneamiento, cordón cuneta y badenes – Sector I”, ambas llevadas a cabo en el marco del Programa “Más Cerca, más municipio, mejor país, más patria”.

Una conversación en Facebook y las escuchas telefónicas, las pruebas más polémicas

Una de las pruebas que el tribunal deberá sopesar es una conversación por Facebook entre Rubén Chaparro y Alejandro Doubña, donde el exintendente atribuye al exasesor legal del municipio, Julio Larrocca, un rol protagónico a la hora de idear la maniobra que derivó en la falsificación de las actas de certificación de las obras. “Esa conversación en Facebook es una prueba pre constituida”, cuestionó en su momento uno de los abogados defensores, el doctor Jorge Romero, al pedir que sea desestimada. “Si hay ilícito, lo cometió Doubña”, agregó, procurando que todas las responsabilidades recaigan sobre el joven inspector de obras que firmó las certificaciones.

Pero el Fiscal José Arias replicó que esa prueba había sido incorporada a pedido de la defensa de Alexander Doubña, que permitió el ingreso a su cuenta en Facebook para que se constatara la existencia de la conversación con Chaparro.

Romero también intentó sin éxito voltear las escuchas telefónicas incorporadas a la causa. Para ello citó un pronunciamiento de la Corte Suprema que advierte sobre el riesgo de que se viole el derecho a la privacidad del cual, dijo, los jueces deben ser “celosos guardianes”. Romero cuestionó que las escuchas sólo habían sido valoradas por la fiscalía y de ello dedujo que se había violado la defensa en juicio de Larrocca.

Arias respondió a las críticas aseverando que las escuchas fueron llevadas a cabo con autorización del juez y respetando todas las garantías. Además, le recordó a Romero que los archivos de audio habían sido puestos a disposición de los defensores de cada acusado.

La defensa de Segovia procuró impedir -también sin éxito- que entre las pruebas presentadas por el Ministerio Público Fiscal figurase el expediente de una antigua causa caratulada “Larrocca, Julio César – Marelli, Oscar Alfredo s/ Estafa”, en la que el presidente de la Liga de Fútbol y el ex titular del IAPV fueron acusados -y finalmente absueltos- por una operación comercial mediante la cual la Caja Forense compró un edificio al empresario Segovia.

¿Cómo se inició la Causa Los Charrúas?

La denuncia que dio origen a la Causa Los Charrúas fue presentada en marzo de 2017 por el entonces intendente de la localidad, Ariel Panozzo Zénere, bajo la asesoría letrada de la Doctora Rosa Kuhn, tras verificar que dos obras públicas -cloacas y cordón cuneta- habrían sido certificadas como concluidas y pagadas en su totalidad por la gestión anterior, siendo que en los hechos no estaban terminadas.

Redaccion-Uno

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: