De repetirse los resultados de las PASO, no se alteraría la composición de las bancas entrerrianas en el Congreso

En el plano estrictamente parlamentario, la elección entrerriana no genera expectativas. La provincia no elige senadores y por lo tanto no es parte del principal campo de disputa de la oposición con el kirchnerismo. Si este domingo se repite el resultado de las PASO, Entre Ríos no alterará la composición de su representación en la Cámara de Diputados.

Por la forma en la que está planteada esta elección, es altamente probable que la provincia mantenga el statu quo de su representación en el Congreso de la Nación.  Si el próximo domingo se diera una elección similar a la de las primarias del 12 de septiembre, tanto Juntos por Entre Ríos como el Frente de Todos renovarían las bancas que ponen en juego.

En diciembre terminan sus mandatos 3 diputados de Cambiemos: Atilio Benedetti (UCR), Alicia Fregonese (PRO) y Jorge Lacoste (UCR) y 2 peronistas: Carolina Gaillard y Mayda Cresto.

Una ratificación del triunfo de JxER no alteraría la relación de fuerzas en el Cámara de Diputados de la Nación entre los representantes entrerrianos. Es que las 5 bancas que se renuevan corresponden a los diputados que fueron electos en 2017, el mejor momento del gobierno de Cambiemos. Ese año, Cambiemos de Entre Ríos llevó 3 bancas y el peronismo 2. Cuatro años después, pasaría lo mismo.

Ni siquiera se modificaría la proporción de diputados de la UCR y el PRO. Los radicales renovarían dos bancas (Marcela Antola y Pedro Galimberti en reemplazo de Atilio Benedetti y Jorge Lacoste) y el PRO una banca (Rogelio Frigerio en reemplazo de Alicia Fregonese).

Esa proporción se alteraría sólo en el improbable caso de que JxER se quede con 4 bancas. Si así fuera, ingresaría Nancy Ballejos, con quien el PRO sumaría una banca.

Si ocurriera esa catástrofe electoral para el peronismo, sólo Enrique Cresto llegaría al Congreso y el Frente de Todos perdería una banca. Si, en cambio, se mantuviera la proporción de las PASO, también renovaría su banca la actual diputada, Carolina Gaillard.

 

Antecedente

Lo habitual en Entre Ríos es que los escaños en juego se distribuyan entre los dos partidos o frentes mayoritarios que han polarizado las elecciones: 3 a 2 cuando se renuevan 5 y 2 a 2 cuando se renuevan 4.

Un antecedente contrario a esa tendencia es 2011, cuando el entonces gobernador Sergio Urribarri fue reelecto con el 56% de los votos. De los 4 diputados que Entre Ríos renovaba en ese turno electoral, el Frente para la Victoria se quedó con 3. Pero el porcentaje en la elección de diputados fue mayor que para gobernador, de casi 59%,  y la diferencia con la oposición fue tremenda, de más de 40 puntos.

En las recientes PASO del 12 de septiembre, en cambio, la suma de las tres listas de JxER superó en 22 puntos a la lista única del Frente de Todos.

La posibilidad de que una tercera fuerza política pueda acceder a una banca es lejana, según las proporciones que dejaron las PASO. Para entrar en la discusión deberían llegar a los 100 mil votos.

Todos quedaron muy lejos:

-Entrerrianos por la vida, el trabajo y la libertad (Miriam Müller) 32.422 votos.

-La suma de las lista de la interna Partido Socialista dio 27.773 votos.

-La Nueva Izquierda juntó 27.324 votos.

-El Partido Fe (Lucía Varisco) 25.681.

-El Movimiento al Socialismo (Federico Demarchi) 12.875.

 

Fuente: Página Política

Redaccion-Uno

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: