Destituyeron a un policía de Concordia que cajoneaba denuncias y no tramitaba oficios

El gobierno provincial dispuso la destitución por cesantía de un oficial de policía de Concordia por haber cajoneado una serie de denuncias y no dar trámite de rigor a distintos oficios que había recibido mientras estuvo de guardia en la dependencia policial donde cumplía funciones.

El hecho ocurrió en 2018, y tuvo como protagonista al oficial ayudante Raúl Sebastián Martínez, pero no fue sino hasta el 8 de septiembre de 2021 que se firmó el decreto N° 2.531 que dispuso su cesantía. La norma fue publicada en el Boletín Oficial este viernes 29 de octubre.

Al policía se le inició un sumario administrativo a partir de una disposición firmada el 28 de noviembre de 2018 por la Jefatura de Policía de Concordia.

El decreto de cesantía describe que “de las pruebas recolectadas, se advierte a fojas 1, nota presentada por el señor jefe de la Sección Judiciales, dependiente de la División Operaciones y Seguridad de la Jefatura Departamental de Concordia, el que comunica que al realizar un contralor de las carpetas de cada oficial, en la carpeta del oficial Martínez, se encontraron nueve actas de denuncias recepcionadas sin ser tramitadas y 24 oficios de distintas fechas, sin diligenciar, situación que se puso en conocimiento a la Fiscalía de Turno de Concordia, por incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

El 29 de enero de 2019 el oficial Martínez fue informado del inicio de un sumario administrativo y pasó a disponibilidad.

El oficial instructor que llevó adelante el sumario administrativo concluyó “que se debería sancionar al oficial ayudante Martínez con 55 días de arresto conforme la normativa vigente”.

Pero la causa en la Justicia no se cerró, de momento. La Unidad Fiscal informó a la Policía que en la causa caratulada “Martínez, Raúl Sebastián s/ Incumplimiento de los deberes de funcionario público”, Legajo Nº 10193/18, iniciada el 27 de noviembre de 2018, “ha sido imputado Raúl Sebastián Martínez por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público y la causa se encuentra en etapa de investigación”.

En ese marco, el abogado defensor del policía pidió, el 11 de mayo de 2019, “la suspensión de la tramitación de las presentes actuaciones, hasta tanto se dirima la responsabilidad por medio de resolución definitiva del Sr. Martínez en sede penal”.

Pero un dictamen de la Jefatura Departamental Concordia de la Policía recomendó aplicar una sanción disciplinaria de destitución por cesantía, distinta de la opinión del instructor sumariante, que pidió 55 días de arresto. La opinión de la Jefatura fue compartida por el Consejo de Disciplina Policial: el 30 de agosto de 2019 dictaminó “que la causa judicial por el supuesto delito de incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos, en la que se encuentra imputado… no es óbice para que la autoridad administrativa pueda avanzar en el estudio de las conductas del funcionario policial, desde la faz administrativa y si correspondiere, imponer la sanción disciplinaria pertinente”.

El informe concluye “que el comportamiento del oficial Martínez violenta los deberes y obligaciones que pesan sobre todos los integrantes de la Fuerza, (…) y trae aparejado una afectación a la imagen de la Institución frente a la sociedad y ante la Justicia (…) perjudicando directamente el servicio policial (…), y que debería sancionar con destitución por cesantía…”, criterio compartido por el jefe de Policía de Entre Ríos.

Un dictamen final del área jurídica del Ministerio de Gobierno resume “que se han presentado argumentos y elementos probatorios suficientes en los actuados, para determinar que al oficial ayudante Raúl Sebastián Martínez, le correspondería la destitución por cesantía”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Análisis Digital

Redaccion-Uno

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: