Megajuicio a Urribarri: Testigo sostuvo que el ex gobernador pedía habitaciones de lujo en sus estadías en la costa

Un empresario dijo haber realizado gestiones por pedido del ex gobernador Sergio Urribarri para que pudiera alojarse con parte de su familia en el exclusivo Hotel Costa Galana, en habitaciones de lujo. El hecho ocurrió mientras estaba instalado el parador turístico en una playa de Mar del Plata. El empresario dijo que Urribarri se fue sin pagar y que su agencia debió hacerse cargo de los consumos por 284.000 pesos.

El juicio al ex gobernador Sergio Urribarri y compañía parece a veces un abanico que al abrirse revela aspectos que nada tienen que ver con la investigación en sí misma pero constituyen un relato de época.

Urribarri está acusado en cinco legajos por el desvío de fondos públicos a través de campañas publicitarias con el objetivo de promocionar su candidatura presidencial en 2015. En un caso, por la contratación de la productora Nelly Entertainment SA, por un monto de 28,4 millones de pesos, para supuestamente promocionar a la ciudad de Paraná como sede de la Cumbre del Mercosur.

Los spots publicitarios los hicieron unas semanas antes un grupo de realizadores audiovisuales que dijeron haber sido contactados por Pedro Báez, entonces ministro de Cultura y Comunicación e imputado en la causa; a su vez, Nelly Entertainment, la empresa de Jorge Corcho Rodríguez, debía difundirlos a nivel nacional y para eso contrató a la agencia Punto Art Comunicación SA, para que pautara con los principales canales de la Ciudad de Buenos Aires y de interior del país. Menos se veía a Paraná que a Urribarri en los videos y por eso los fiscales acusan al ex gobernador de utilizar fondos públicos para promocionar su figura.

Casi en paralelo se planificó la instalación de un parador en una playa de Mar del Plata para promocionar las bondades de la provincia ante los turistas que visitaran la ciudad. Otra vez, la imagen de Urribarri se repetía en gigantografías.

Jorge Nigro, titular de la agencia Punto Art Comunicación SA, contó además que mientras estuvo el parador playero, Urribarri le pidió que hiciera gestiones para que le permitieran alojarse en el exclusivo Hotel Costa Galana. “En diciembre de 2015 hice una gestión porque el gobernador quería unas habitaciones que no estaban disponibles y como el hotel era cliente nuestro y hacíamos varios eventos, pudimos hacerle las reservaciones”, contó el empresario. Urribarri quería, según dijo, habitaciones “de categoría superior, presidencial y de lujo”; que allí descansó el ex mandatario (a quien nombró en varias ocasiones como “Sergio”), su hijo Bruno, que en ese entonces formaba parte del plantel profesional de River Plate, y otra persona que en los registros figuraba como Sebastián Otero. Y dijo también que Urribarri se fue sin pagar. El hotel emitió una factura por 200.000 pesos y otra por 84.000 pesos que abonó la agencia de comunicación y que hasta el día de hoy permanece impaga, según dijo Nigro.

De la Redacción de Página Judicial

Redaccion-Uno

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: