Fernández: “Ahora nos acusan de libertinos los mismos que nos acusaban de encerradores”

El presidente Alberto Fernández defendió la flexibilización de las medidas sanitarias anunciadas ayer. “Ahora nos acusan de libertinos los mismos que nos acusaban de encerradores en otros tiempos”, sostuvo en el marco de un acto en la localidad bonaerense de José C. Paz, que marcó la vuelta del mandatario a la campaña de cara a las elecciones de noviembre y un gesto de unidad para superar la crisis política por la derrota en las PASO.

”Podemos ir poco a poco recuperando nuestra cotidianeidad; eran medidas que pensábamos tomar antes, en función de la situación epidemiológica”, explicó el Presidente, que compartió escenario con el diputado nacional Máximo Kirchner; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe comunal, Mario Ishii, entre otros dirigentes.

En un pasaje de su discurso, que estuvo orientado en la defensa de la salud y la educación pública, sostuvo que el Gobierno “escuchó el mensaje” que recibió en las PASO por parte de la gente, que en la mayoría de las provincias, incluida Buenos Aires, votó por la oposición de Juntos por el Cambio. Y destacó que a la semana de ese resultado electoral no cerró el Ministerio de Trabajo, como lo hizo Cambiemos en 2019, sino que promovió “un acuerdo unánime entre trabajadores y empresarios para el aumento del salario mínimo vital y móvil”.

“Eso es para que los salarios crezcan le ganen a la inflación”, señaló al encabezar la inauguración de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de José C. Paz.

“Escuchamos lo que nuestros hombres nos reclamaron para adelante; yo escuché y por eso puse el mejor de los nuestros a manejar la Ciencia y la Tecnología (en relación a la designación de Daniel Filmus, en reemplazado de Roberto Salvarezza)”, afirmó Alberto Fernández, y agregó: “Estamos terminando un tiempo aciago, que a todos nos ha dolido”.

“El mensaje lo hemos oído, la respuesta es ésta, necesitamos cambiar planes por trabajo, y eso no significa dejar abandonado al que necesita de la asistencia del Estado”, ratificó el Presidente, que recordó el momento en el que asumió junto a Cristina Kirchner y mencionó a Juan Manzur: “Tengo un jefe de Gabinete tucumano”, dijo.

Sobre las medidas que ayer anunció la ministra de Salud, Carla Vizzotti, el Presidente aseguró que “ya estaban previstas” más allá del resultado electoral, de acuerdo a la “evolución de la situación epidemiológica: “Debemos seguir cuidándonos, pero podemos ir poco a poco recuperando la cotidianeidad de nuestras vidas; ahora nos acusan de libertinos los mismos que nos acusaban de encerradores en otros tiempos”.

Antes de su discurso hablaron Kicillof e Ishii. El intendente, a su turno, amenazó directamente a los medios de difusión y los acusó de informar solamente noticias negativas y “pegarle al Presidente”. “El pueblo sabe lo que estoy diciendo. No puede ser, tanto veneno hacia la población”, apuntó el caudillo bonaerense ante masiva presencia de militantes oficialistas que se hicieron presente en el acto, y redobló la apuesta: “Un día se va a levantar contra los medios, no tengo duda de eso”.

El jefe comunal, además, comentó que se realizó un relevamiento junto al Ministerio de Salud y se detectó que “la mayoría de las familias de José C. Paz tiene problemas psicológicos, como en todas las provincias de todo el país. La pandemia ha dejado secuelas y tenemos que tratar de solucionarlas”.

Con relación a las medidas sanitarias a la que hizo mención hoy Alberto Fernández, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió no acatar la recomendación de la Casa Rosada y mantener el uso obligatorio de tapabocas tanto al aire libre como en lugares cerrados. El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, informó: “Creemos que todavía no es el momento de quintarnos el barbijo”. Misma decisión anunciaron Salta y Jujuy.

 

 

 

 

Fuente: Análisis Digital

Redaccion-Uno

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: