“La gente está harta que se echen la culpa”, afirmó Frigerio sobre la crisis del gobierno

El exministro nacional Rogelio Frigerio, candidato ganador de las elecciones PASO en Entre Ríos, analizó los momentos de tensión que vive el gobierno nacional, a raíz de las renuncias presentadas por funcionarios.

A continuación, la entrevista que Frigerio brindó para el programa Cuestión de Fondo:

-¿Cuándo se junta con Galimberti a diseñar estos meses de campaña?

-Probablemente esta misma semana, ya lo estuvimos hablando con Pedro y los otros integrantes de la lista, para empezar a definir cómo va a ser la estrategia de lo que se viene, la elección más importante que es por los puntos el 14 de noviembre.

-¿Cómo está viviendo estas horas que están sucediendo en Casa Rosada, de algunas renuncias que están a consideración de Alberto Fernández?

-Con mucha preocupación, porque claramente el gobierno no escuchó el mensaje contundente de las urnas. No era para que hicieran más internismos, para que forzaran una agenda tan alejada de las preocupaciones de la gente. La gente está harta que se echan la culpa, se pasan facturas, extorsionan, condicionan, y quiere ver a los funcionarios trabajando para resolver los problemas acuciantes de todos los argentinos, cómo llegar a fin de mes, como conseguir o no perder el empleo, cómo resolver los problemas de la educación, de la seguridad, de la justicia, de la salud, de la pandemia.

-¿Cómo debería salir para adelante el presidente a partir de esta crisis?

-No sólo el presidente, sino el gobierno. No anteponiendo los intereses de las internas palaciegas antes que los intereses de la gente y el sentido común, creo que eso es lo que quedó de manera contundente como mensaje en las urnas el domingo. Ocúpese de resolver los problemas concretos, lo que les quita el sueño a los argentinos, y el gobierno responde de la peor manera. Mucho más alejado de la realidad. Claramente la derrota electoral que tuvo en las primarias tiene que ver con que se alejaron de la gente, y esto que está ocurriendo, lejos de cambiar ese rumbo lo intensifica, esto está más alejado de las preocupaciones de la gente que nunca. Me parece que es una bofetada a la angustia que viven millones de argentinos.

-¿Cómo va a jugar la oposición ante esta situación?

-La oposición tiene su rol, que la constitución le asigna, de contralor, de apoyo cuando se discutan temas que le pueden mejorar la vida a la gente, en el Congreso. Hay que ver cómo queda la correlación de fuerzas en el Congreso después del 14 de noviembre, que todavía no ocurrió, esperemos que esa elección permita mayor equilibrio de las fuerzas políticas porque ahora están muy desbalanceado a favor del kirchnerismo que tiene mayoría absoluta en el Senado y está a muy pocos diputados de tenerla también en la Cámara de Diputados. Que el Parlamento sea un lugar de debate y que se puedan tratar los problemas de la gente y empezar a solucionarlos.

-¿Cómo imagina su nuevo rol, porque a partir del domingo pasó a posicionarse como el jefe de la oposición en la provincia?

-Lo que sucedió el domingo nos da a todos, a los que ganamos una alegría, pero sobre todo es una tremenda responsabilidad sobre nuestras espaldas, porque la gente no sólo votó que no está de acuerdo con el norte al cual el kirchnerismo está llevando al país. También votó de alguna manera la posibilidad de que la oposición construya una alternativa superadora hacia el futuro, de todo lo que ha ocurrido desde la recuperación de la democracia a esta parte. Tenemos la responsabilidad de ponerle límites al kirchnerismo y a la par de construir una alternativa para la gente, que le dé esperanza de futuro, sobre todo a los jóvenes. Hicimos innumerables visitas a los entrerrianos en cada rincón de la provincia, si algo que me queda es el pedido desesperado de los padres y las madres que nos decían “hagan algo para que nuestros hijos no se tengan que ir, para que puedan tener un futuro en la provincia donde eligen vivir”. A eso es a lo que nos tenemos que dedicar, a todos los entrerrianos, pero sobre todo a los jóvenes, la seguridad de que hay futuro en la provincia, que hay dirigentes políticos que están convencidos de que el enorme potencial que tiene nuestra provincia nos obliga a exigir más, a no conformarnos, a no quedarnos en este estancamiento.

-¿Habló con el gobernador y con Enrique Cresto?

-Sí, me llamaron los dos después del triunfo del domingo e intercambiamos algunas palabras.

 

 

 

 

 

Fuente: El Entre Ríos

Redaccion-Uno

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: