Evalúan vacunar a chicos de 3 a 11 años antes de fin de año

Desde el gobierno nacional estudian la posibilidad de iniciar la vacunación en niños de entre 3 y 11 años antes de fin de año, según aseguró la asesora presidencial Cecilia Nicolini, aunque aclaró que dependerá de que la Anmat reciba la documentación necesaria.

“Es factible que podamos empezar este año, pero va a depender de los resultados de la presentación de informes y la aprobación de las autoridades correspondientes. Por lo que vemos, es muy factible que podamos contar con esos resultados en los próximos meses. Sería un gran avance poder vacunar a toda la población de manera universal”, señaló la funcionaria en diálogo con El Destape radio.

Nicolini destacó que el Ministerio de Salud de la Nación sigue de cerca los estudios pediátricos que realiza el laboratorio Sinopharm, Pfizer y Moderna, tres firmas con las que la Argentina ya cerró tratos por millones de vacunas.

El sitio TN.com.ar había contado que la propia Carla Vizzotti mantuvo un encuentro con autoridades de Emiratos Árabes, donde ya se suministran las dosis de Sinopharm en menores de 12 años y que desde la cartera de Salud buscan que las autoridades de ese país compartan con la Anmat los resultados de esos estudios. La documentación por ahora no arribó al país.

El gobierno prevé, entonces, que los niños y niñas de entre 3 y 11 años comiencen a inocularse en el tramo final del año. La Casa Rosada ya selló acuerdos por 20 millones con Pfizer, igual cantidad con Moderna y restan llegar más de 10 millones de vacunas de Sinopharm. Todas podrían utilizarse como dosis pediátricas. Respecto a los sueros estadounidenses, hay estudios de seguridad y eficacia que aún siguen su curso en los Estados Unidos.

Por estos días se espera el arribo de 260 mil dosis de Pfizer, que se utilizarán para comenzar con la campaña de vacunación en los adolescentes de entre 12 y 17 sin factores de riesgo. Esto demuestra la intención del gobierno nacional de inmunizar a la población más joven ante la aparición de la variante Delta.

“Vemos que este linaje también afecta a los más chicos”, señaló Nicolini.

De esta forma, mientras el gobierno pone como prioridad la aplicación de segundas dosis en los mayores de 60 años durante septiembre, ya comienza a planificar una posible inmunización en niños y niñas.

En base a datos oficiales del Monitor Público de Vacunación y las estimaciones de población a inocular del plan estratégico de vacunación, aún restan aplicar más de 7 millones de segundas dosis para completar los esquemas de las personas mayores de 60 años y quienes tienen entre 18 y 59 años con factores de riesgo.

Redaccion-Uno

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: