Miles de brasileños salieron a las calles para pedir un juicio político a Bolsonaro

Es la cuarta jornada de manifestaciones convocada por partidos políticos de izquierda, sindicatos y movimientos sociales contra el mandatario, que además está siendo investigado por la Fiscalía por no denunciar sospechas de irregularidades en la negociación de vacunas contra el coronavirus

Decenas de miles de brasileños volvieron a las calles en varias ciudades de Brasil para pedir el ‘impeachment’ del presidente Jair Bolsonaro, cuya gestión de la pandemia erosionó aún más su figura y lo llevó a los niveles de popularidad más bajos de los que haya registro.
Es la cuarta jornada de manifestaciones convocada por partidos políticos de izquierda, sindicatos y movimientos sociales contra el mandatario, que además está siendo investigado por la Fiscalía por no denunciar sospechas de irregularidades en la negociación de vacunas contra el coronavirus.
Una de las marchas que arrancó más temprano, de las más de 400 convocadas en ciudades y municipios de Brasil y en lugares del el exterior, fue la del centro de Rio de Janeiro, donde miles de personas hicieron sentir sus reproches.

Los manifestantes, la mayoría vestidos de rojo y con mascarillas o tapabocas, portaban pancartas con lemas como “Fuera corrupto criminal”, “Nadie aguanta más, el ya clásico “Fuera Bolsonaro” y “Las revoluciones son imposibles hasta que se vuelven inevitables”, informó la agencia de noticias AFP.

Hasta el mediodía, se habían celebrado marchas en por lo menos cinco capitales de estado, entre ellas Recife y Belén, con críticas a la tardía campaña de vacunación y el aumento del desempleo, junto con pedidos para aumentar las ayudas de emergencia a los más pobres en tiempos de pandemia.

Por la tarde, hubo manifestaciones en otras capitales, entre ellas San Pablo, que suele ser la más concurrida, y Brasilia.

Bolsonaro, criticado también por su discurso a favor de la explotación de las áreas protegidas de la Amazonía, sus políticas sobre armas en Brasil y su ambicioso programa de privatizaciones ya en marcha, vive su peor momento desde que llegó al poder en 2019.

Redaccion-Uno

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: