Un policía pudo impidió un robo pero terminó con su auto particular baleado
19/03/2017

Tras un tiroteo

Un policía pudo impidió un robo pero terminó con su auto particular baleado

Ya había salido de su turno, presenció un robo y no dudó en intervenir, pero los malvivientes -uno mayor y el otro menor de edad- iniciaron un tiroteo. El funcionario resultó con su auto dañado y uno de los delincuentes baleado.



Según pudo saber Diario Río Uruguay, el hecho tuvo lugar en la intersección de calles Mendiburu y Humberto Primo - jurisdicción de comisaría Cuarta - en la mañana de este domingo.

Allí, aproximadamente a las 08:45 hs, un hombre se bajó del colectivo cuando fue sorprendido por dos jóvenes malvivientes que - a punta de arma de fuego – le robaron su teléfono celular y una mochila. En ese exacto momento, la situación fue advertida por un oficial de policía que acababa de salir de servicio, a bordo de su auto: el sargento Miguel Zabala.
Secuencia
El uniformado decidió dar la voz de alto, bajarse de su Renault 9 blanco y correr a los delincuentes, logrando la aprehensión de uno; mientras que el menor de edad se dió a la fuga.

Al momento, cuando lo llevaba esposado a su vehículo, con la intención de pedir apoyo al personal de comisaría Cuarta, se aproximó un grupo de más de diez hombres - entre ellos el que se había dado a la fuga - lo golpearon en la cabeza y el cuerpo, logrando liberar al detenido.

No contento con eso, desde lejos, ejecutaron varios disparos de arma de fuego hacia el efectivo policial, quien decidió repeler la peligrosa acción con su arma reglamentaria.
Saldo
Luego del incidente, personal de comisaría Cuarta logró dar con el esposado, en el patio de una casa, a tres cuadras del lugar en cuestión. Además, se pudo constatar que el automóvil del uniformado terminó con impacto de arma de fuego.

Por su parte, se pudo saber que el prófugo menor de edad ingresó y salió de la guardia del hospital, con un disparo de arma de fuego en la parte inferior de la rodilla. El proyectil no presentó orificio de salida.

Criminalística intervino realizando un dermotest al detenido y al menor, quien concurrió con su madre a comisaría, a requerimiento para esa prueba.

Todas las circunstancias se comunicaron al agente fiscal, el doctor Zabaleta, quien confirmó la detención del mayor de edad, y pidió informe de domicilios para solicitar órdenes de allanamientos, tanto en el domicilio de los imputados como de aquellas personas que pueda identificar el sargento Zabala.

Fuente: Diario Río Uruguay

En la misma sección

Comentarios


Veda

La tribu del Sur

Salto Grande A

Lo de Lolo Pizzería

Logo Muni