REPRESIÓN EN LA MUNICIPALIDAD: Blanco apuntó contra el subjefe de Policía y el director de Seguridad Diego Pasarello
02/11/2018

Criminalización de la pobreza

REPRESIÓN EN LA MUNICIPALIDAD: Blanco apuntó contra el subjefe de Policía y el director de Seguridad Diego Pasarello

 

El Director de Cultos de la Municipalidad de Concordia, Rafael Blanco, denunció “la golpiza y el maltrato” al que fue sometido por algunos policías de la Departamental Concordia. “Cuando fui a buscar a mi hijo noté enseguida que había varios policías que estaban ´puestos´, manifestó el funcionario. “Me tiraron al piso, me patearon, insultaron y ahorcaron mientras Querencio (Subjefe) decía que se iban a llevar a mi hijo a la piecita de atrás, que todos saben las miles de denuncias de ese lugar en Tribunales porque es donde los ablandan de tantos golpes”, afirmó.



 Blanco apuntó contra el comisario y Director de Seguridad Ciudadana, Diego Pasarello, por convocar a la fuerza policial para “reprimir de manera excesiva” a dos mujeres que fueron por un plato de comida. “Ahí debería haber intervenido el equipo de Desarrollo Social y no la Guardia Urbana. Y, en tal caso, tendría que tener personal, entrenamiento y el protocolo adecuado para estos casos y no arrastrarlas por las escaleras”, remarcó en referencia a lo que ayer publicó Diario del SUR Digital en relación a los sucesos vividos en el Palacio Municipal. 


La denuncia del representante de iglesias se da en el marco de los disturbios ocurridos el martes en la municipalidad cuando dos mujeres llegaron hasta el segundo piso de la comuna, a metros del despacho del intendente, a reclamar por alimentos. En ese contexto, las mismas rompen un vidrio y comenzaron a gritar, por lo que intercede el personal policial que inicia un forcejeo en el que las reclamantes son arrastradas por las escaleras que llevan a la salida de la comuna. Aparece allí también el hijo de Blanco e intenta ayudar a las femeninas mientras exige que sean “tratadas con más cuidado".

Finalmente la madre, su hija y el hijo de Blanco terminan detenidos en la departamental.

El maltrato recién empezaba…

“Mi hijo estaba ahí por defender a las mujeres, porque la policía reconoció después que no le había pegado a nadie”, comenzó contando Blanco y agregó que cuando fue a retirarlo notó enseguida que los guardias, de entre medio y alto rango, estaban “muy exaltados, con las pupilas dilatadas y sumamente violentos”.

Según relata, ni bien se presenta en el lugar empiezan a agredirlo verbalmente y le dicen que a su hijo lo estaban por llevar a una “piecita” en el fondo. “Todos sabemos que esas piecitas son lugares de ablandes donde lo muelen a palos”, advirtió Blanco. “Cualquiera que vaya a tribunales va a saber la cantidad de denuncias por abuso de autoridad y apremios que hay”, agregó.

“No conformes con eso, yo les digo que no me toquen porque no había hecho nada y el subcomisario Querencio ordena ahí mismo que “me den maza”. Y eso hicieron: Me tiraron al piso, se me subieron encima, me patearon en las costillas, ahorcaron, metieron los dedos en la boca, etc. Y ya hice la denuncia de todo esto”,

Vergüenza Ajena

En cuanto a lo sucedido dentro del ámbito municipal, el director de cultos repudió también el accionar de su compañero, Diego Pasarello, por haber convocado a la policía para reprimir a las mujeres. Este dato y otros contrasta con los dichos de Querencio.

“En todos los videos que se publicaron se ve que estaban Amadeo Cresto, Gallo y otra gente tratando de que la policía se calme un poco”, explicó el funcionario. “Y a esos videos los tiene ahora el fiscal Mauricio Guerrero que es el que lleva la causa”, agregó. “Es gente que fue a pedir un palto de comida. Mi hijo saltó a defender dos mujeres que estaban siendo reprimidas de manera excesiva mientras las bajabas a rastras por las escaleras como se ve”, reiteró.

En el mismo sentido, Blanco expresó que siente vergüenza ajena por lo sucedido y aclaró que las personas no deben llegar a la parte privada. “Para eso estamos los funcionarios, para tratar de solucionarle los problemas a la gente según el área que le corresponda y no llegue todo a Cresto”, explicó.

En este caso, la situación de estas mujeres requería del equipo de Desarrollo Social y no de la guardia Urbana que, en tal caso, debería tener al personal adecuado, el entrenamiento adecuado y el protocolo adecuado para tratar esos actos”, reiteró. “Cuando yo era funcionario de Hernán Orduna, tuvimos mil casos de estos pero jamás se reprimió a nadie y menos de esta manera”, sentenció

Finalmente, el director de cultos subrayó que fue Diego Pasarello que “como es comisario, lo primero que hizo fue llamar a la policía” y sugirió que en realidad debería estar “mas preparado” para actuar en situaciones así desde la contención. “Esto es una muestra de lo que le puede pasar a cualquiera que vaya a pedir o reclamar algo en la municipalidad de Concordia”, remarcó. “Si a estas mujeres las derivaban a mi despacho, esto no pasaba, porque yo las hubiera atendido como corresponde y ayudado”, concluyó.

Fuente: Radio Ciudadana


En la misma sección

Comentarios


Gobierno EntreRios

La tribu del Sur

Salto Grande A

Logo Muni

Lo de Lolo Pizzería