Los radicales se despertaron de la siesta y le piden al Pro el primer lugar en la lista de candidatos a Diputados
19/03/2017

“Primó el acuerdo y la unidad del radicalismo”, dijo Galimberti

Los radicales se despertaron de la siesta y le piden al Pro el primer lugar en la lista de candidatos a Diputados

  El Congreso de la UCR emitió un documento y exigirá encabezar la lista de diputados en octubre. Con la presencia de 319 congresales de los diferentes departamentos de Entre Ríos, sesionó este sábado en Paraná el Congreso Partidario de la Unión Cívica Radical (UCR). Tras el encuentro que comenzó cerca del mediodía, el radicalismo provincial emitió un documento titulado “Fortalecer el radicalismo para consolidar Cambiemos” en el que se expresa sobre la vida nacional, la marcha del gobierno nacional, la vida del partido y las futuras elecciones legislativas que deben resolverse durante este año. La UCR entrerriana reclama “más política, mayores ámbitos de discusión y mayor injerencia del radicalismo a la hora de tomar decisiones por parte del gobierno nacional”. En lo provincial, cuestionan que “en este año y medio se ha visto por parte del gobierno de (Gustavo) Bordet, muy poca administración y nada de transformación”.


El texto también alude al problema de la corrupción en todos los niveles, pero enfatiza en las causas ya iniciadas al ex gobernador Sergio Urribarri y su familia y al diputado provincial José Ángel Allende, entre otras. En cuanto a lo electoral se expresó “la firme voluntad de encabezar la lista de diputados nacionales y que el segundo o tercer lugar también sea ocupado por un radical”. El presidente del Comité Provincia, Pedro Galimberti, destacó que “primó el acuerdo y la unidad del radicalismo de cara al proceso electoral”.

Luego de la entonación del Himno Nacional y la marcha radical fue el turno de los homenajes. Después llegó el anuncio del acuerdo en la constitución de la Mesa del Congreso. “Lo que ha primado es el acuerdo y la unidad del radicalismo de cara al proceso electoral que se avecina en agosto y octubre de este año”, dijo el presidente del Comité Provincial, Pedro Galimberti.

Seguidamente, el congresal de Villaguay, Mariano Monfort, fue el encargado de dar lectura a la nómina de integrantes de la Mesa del Consenso, cuya presidencia estará a cargo de Julián Rubio. Raymundo Kisser, por su parte, quedó en la vicepresidencia primera y Carlos García en la vicepresidencia segunda. Completan la lista, además, seis secretarios: Iván Vernengoa; Albino Gusalli; María Marta Folleto; Elsa Zanabria; Fabián Otarán y Karina Llanes. Con esta conformación, el plenario del Congreso también modificó la cantidad de integrantes de la Mesa que pasa de tener 7 a 9 integrantes.

En otro orden de cosas también se puso a consideración un proyecto de resolución sobre la distribución de recursos, cuyo tratamiento se resolvió abordar en un próximo Congreso.

Finalmente fue el turno de la discusión política y luego de varias intervenciones se elaboró un documento que titulado "Fortalecer el radicalismo para consolidar Cambiemos". Allí el radicalismo entrerriano se expresa sobre la vida nacional, la marcha del gobierno de Cambiemos, la vida del partido y sobre las futuras elecciones legislativas que deben resolverse durante este año.

En el texto del documento la UCR provincial pasa revista a la decisión de conformar Cambiemos y reclama más política, mayores ámbitos de discusión y mayor injerencia del radicalismo a la hora de tomar decisiones por parte del gobierno nacional. También hace referencia al panorama provincial, señalando que “en este año y medio se ha visto por parte del gobierno de (Gustavo) Bordet, muy poca administración y nada de transformación”. El texto también alude al problema de la corrupción en todos los niveles, pero enfatiza en las causas ya iniciadas a (el ex gobernador Sergio) Urribarri y su familia y al diputado (provincial José Ángel) Allende, entre otras.

En cuanto al vínculo con el PRO y la participación de la UCR en Cambiemos el documento manifiesta que “somos nosotros, los radicales los responsables de nutrir de mayor política al gobierno, y somos nosotros los responsables de garantizar el mayor nivel de contacto con el pueblo a lo largo y a lo ancho del país, por nuestra vigencia histórica y por el desarrollo territorial que tenemos".

Finalmente, en cuanto al proceso electoral que se avecina para este año el radicalismo expresó su firme voluntad de encabezar la lista de diputados nacionales y que el segundo o tercer lugar también sea ocupado por un radical.

"El desafío del 2017 para el radicalismo entrerriano es llegar con una posición monolítica, tratando de evitar dispersiones y peleas intestinas que nos permitan hacer valer nuestra fortaleza frente al Pro, y fundamentalmente para consolidar Cambiemos en la búsqueda de un triunfo electoral que beneficie al país", concluye el documento.

A continuación se reproduce el texto completo del documento emanado del Congreso Partidario de la UCR de Entre Ríos de este sábado 18 de marzo de 2017

FORTALECER EL RADICALISMO PARA CONSOLIDAR CAMBIEMOS

Viene el Radicalismo de Entre Ríos hoy, a través de su máxima expresión, como lo es el congreso partidario, a expresarse sobre la vida nacional, sobre la marcha del gobierno de Cambiemos, sobre la vida de nuestro partido, y sobre las futuras elecciones legislativas que deben resolverse durante este año.

En primer lugar, no podemos dejar de observar un retroceso de “La Política” en el mundo frente a los sectores económicos y de poder que se viene visualizando hace más de diez años.

Este retroceso se advierte en todo el mundo y como no podía ser de otra manera esta crisis de la política se traslada a América y a nuestro país.

En este contexto, el Radicalismo, enfrentó una disyuntiva en la cual había que establecer una construcción electoral que fuera capaz de frenar los avances políticos del peronismo , esta vez disfrazada de Kirchnerismo, que ya nada tenía para ofrecer al país, y que se he habían autoconvencido que el Estado eran ellos.

Desde Gualeguaychú en adelante el Radicalismos institucionalmente retomó la opción de compartir con el Pro una propuesta llamada Cambiemos. Al gobierno nacional, frente a los acondicionamientos heredados en materia macroeconómica, le tocó realizar las tareas más difíciles que el Kirchnerismo fue postergando para transferírsela al gobierno siguiente.

Un proceso de evaluación para ajustar el tipo de cambio real, resolver el retraso tarifario, el pago de los holdouts, son algunas de las medidas de mayor riesgo político y electoral que ha tenido que asumir el actual gobierno.

La Unión Cívica Radical fue esperanzada al acuerdo de Gualeguaychú, pero tal vez, con un grado de ingenuidad y de desaprensión a la hora de haber establecido con mayor claridad cuál iba a ser el rol del Radicalismo en esa construcción.

Hoy, por lo que podemos recoger de las bases militantes y de todas las geografías, no solo provincial, sino nacional, podemos advertir que hay una fuerte demanda en nuestra base que nos reclama más política, mayores ámbitos de discusión, y mayor injerencia del Radicalismo a la hora de tomar decisiones por parte del gobierno nacional.

En nuestra provincia, el gobierno justicialista, ha tenido una actitud ambivalente. Por un lado intenta acompañar con una relación personal al gobierno nacional, y por otro lado continúa con las políticas provinciales que heredó del anterior gobierno. Los paros docentes, el colapso en la salud pública, y el endeudamiento creciente, son una muestra de la marcha del gobierno de la provincia. En este año y medio se ha visto por parte del gobierno de Bordet, muy poca administración y nada de transformación.

No podemos soslayar la cuestión de la corrupción, tanto a nivel nacional como provincial y municipal. El Kirhnerismo sembró y plantó la corrupción en todos los rincones de nuestro país y de ello se ha tenido que hacer cargo Cambiemos, no solo denunciando estos actos, sino solucionando los graves problemas que ella ha dejado y que a diario emergen de la sociedad. Cambiemos no es, ni debe ser indiferente a los actos de corrupción, implacablemente se avanza y se seguirá avanzando en todos los niveles, requiriendo a la Justicia se progrese rápidamente en las causas ya iniciadas al Sr. Urribarri y su familia, y al Diputado Allende entre otras.

Este año y tres meses de gobierno, son un tiempo de inflexión para el Radicalismo y para Cambiemos, que debe permitirnos repensar, en primer lugar, nuestro rol en la coalición, y en segundo lugar, cómo podemos potenciar a Cambiemos.

El peronismo en el gobierno tiene una forma implacable de manejar la cosa pública para mantenerse en el poder y el peronismo en la oposición, sabe replegarse tácticamente un tiempo para arremeter con fuerza y lograr nuevamente conquistar el poder.

La táctica parlamentaria realizada este año con el peronismo, por parte del gobierno nacional, tiene sus justificaciones, pero esta no puede ser una política de fondo y permanente. Consolidar las dos fuerzas mayoritarias que componen la alianza de gobierno es lo único que consolidará política y territorialmente el único respaldo con el que contará en los momentos difíciles el gobierno nacional.

La tarea fundamental de repensar Cambiemos la debe tomar el radicalismo a partir de asumir que los responsables de nuestros propios errores somos nosotros y no nuestros socios.

En este sentido, el radicalismo debe precisar ideológica y políticamente que quiere y a qué sectores de la vida nacional quiere representar en esta alianza, somos nosotros los radicales los responsables de nutrir de mayor política al gobierno, y somos nosotros los responsables de garantizar el mayor nivel de contacto con el pueblo a lo largo y a lo ancho del país, por nuestra vigencia histórica y por el desarrollo territorial que tenemos.

Debemos buscar mecanismos para tener ámbitos en la provincia y a nivel nacional, donde se puedan discutir estas cosas, y donde debamos ser escuchados para que nuestros intendentes y nuestras bases sientan que pertenecemos a una coalición en todo su sentido.

Chile y Uruguay son dos muestras de dos tipos de coaliciones a las cuales Cambiemos debe observa r y abrevar de sus experiencias para ir consolidando un modelo de construcción de poder para gobernar de manera mucho más sólida y en el tiempo, en un país complejo como es la Argentina, y como dijimos más arriba, con un peronismo en la oposición.

Este año se definen las representaciones de diputados y senadores nacionales para el parlamento argentino.

El Radicalismo en todo el país deberá potenciar sus mejores hombres y mujeres en los lugares que nuestra presencia territorial y política así lo indiquen.

Particularmente en Entre Ríos expresamos nuestra firme voluntad que sea el radicalismo quien encabece la lista de diputados nacionales y que el segundo o tercer lugar también sea ocupado por una persona de nuestro partido, dejando a salvo que en los restantes lugares de la lista, nuestro partido tenga la representación que legítimamente le corresponde.

El desafío del 2017 para el Radicalismo entrerriano es llegar con una posición monolítica, tratando de evitar dispersiones y peleas intestinas que nos permitan hacer valer nuestra fortaleza frente al Pro, y fundamentalmente para consolidar Cambiemos en la búsqueda de un triunfo electoral que beneficie al país.-


En la misma sección

Comentarios


gif entre rios

La tribu del Sur

Salto Grande A

Lo de Lolo Pizzería

Logo Muni