La ley de Agroquímicos se sancionaría en Entre Ríos antes de fin de año
12/09/2017

Lider en uso en glifosato.

La ley de Agroquímicos se sancionaría en Entre Ríos antes de fin de año

Un estudio internacional dio cuenta hace pocos días de un peligroso dato: Argentina lidera el ranking mundial de uso de glifosato, un químico con el que habitualmente se riega los campos. Dentro del país, Entre Ríos es la provincia que más lo implementa. ¿Qué pasó con la norma que regularía el uso de agrotóxicos en la provincia? Desde el Congreso aseguran que antes de 2018 habrá una nueva ley de control fitosanitario.


Fue la revista Environmental Pollution la que a principios de agosto dio cuenta de una información alarmante. Argentina lidera el país en uso en glifosato. Dentro de ella, a la cabeza, figura Entre Ríos. Y en su interior es Urdinarrain la que más riesgo tóxico presenta. Los datos no son caprichosos, sino que surgen de mediciones del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas -Conicet- en base a mediciones tomadas en 2015 en diferentes lotes de la zona.

La noticia abrió nuevamente el interrogante: ¿qué pasó con la ley para controlar las fumigaciones en Entre Ríos? ¿Cómo hará el Estado para revertir esta situación? ¿Quién se hará cargo del impacto ambiental y sanitario del riego indiscriminado de herbicidas? Si bien existe actualmente una norma -Ley 6.599 de Plaguicidas, que rige desde 1980-, el texto hay quedado desactualizado. El mundo ha variado en la forma de producción, se han incrementado las técnicas que aceleran procesos y el campo ha debido amoldarse a los requerimientos de una sociedad que es más popular que hace casi 40 años. Y que consume más. Como contrapartida, se han multiplicado las denuncias por contaminación.

En Entre Ríos existe actualmente una Comisión Bicameral, compuesta por senadores y diputados, que hace tiempo discute un proyecto que unfica en su interior cuatro propuestas en torno al control de plaguicidas: una de César Melchiori, exsenador por Islas, de septiembre de 2015; una del senador por La Paz, Aldo Ballestena, de mayo de 2016; y un texto realizado en conjunto por los senadores Ángel Giano (Concordia) y Mario Torres (Villaguay), en junio de 2016. Si bien hubo avances, e incluso estaba previsto discutir la norma antes de 2017, hasta el momento no ha habido mayores novedades.

“Tenemos programada una reunión para los próximos días de la Comisión Bicamera. Allí buscaremos terminar de darle aprobación a un texto defintivo, que ya está consensuado en un 95%” explicó a RecintoNet el senador por el Partido Justicialista, Ángel Giano.

Acorde a las expectativas del legislador, ya no queda mucho por discutir, con lo cual es probable que la norma pase a la orden del día de la primera sesión de la Cámara Alta que se celebre luego de las elecciones de octubre: “Sólo restan hay detalles, queda una última revisión y nada más. Son sobre todo cuestiones que apuntamos en las audiencias públicas que realizamos sobre la temática, como la última ejecutada en Villaguay”.

Asimismo, y para evitar confusiones, Giano fue categórico al remarcar que la nueva norma no impondrá sanciones: “La idea es tener una ley actualizada, pasando de una de Plaguicidas a una Fitosanitaria, más moderna. El objeto principal será preservar y proteger el derecho a la salud, al cuidado del medio ambiente y a la producción agrícola. Se regulan responsabilidades, pero no deja de ser una legislación provincial, que no puede reemplazar nada o ir en contra del Código Penal, Código Civil y Comercial o a leyes ambientales nacionales. Porque ya existe normativa al respecto. Es parte de las discusiones que hemos tenido con organizaciones ambientales. Si hoy alguien contamina ya va preso. No es necesaria esta ley para ello”.

En caso de aprobarse, la autoridad de aplicación será el Ministerio de Producción, que contará con el apoyo de un Consejo compuesto de organizaciones del Estado y entidades ligadas a la temática, que velarán por su efectivo cumplimiento, disponiendo de cuestiones más prácticas, como el uso de las nuevas tecnologías.

Escuelas y pueblos se unen ante el peligro

Las fumigaciones en campos de la provincia ha afectado notablemente a instituciones educativas rurales, que han debido unirse en una lucha contra la irresponsabilidad y la ausencia de control. Hoy las encuentra dentro de una ONG llamada Paren de Fumigar las Escuelas. Allí confluyen comunidades educativas de todo Entre Ríos, nucleadas en un paraguas que tiene como objeto concientizar acerca de los peligrosos efectos del riego con herbicidas.

Uno de los casos más emblemáticos es el de la Escuela N.º 44 “República Argentina” de Colonia Santa Anita, en el departamento Uruguay. El 4 de diciembre de 2014 una avioneta fumigó un campo cercano al edificio, afectando gravemente la salud de docentes, alumnos y directivos.

La denuncia y posterior actuación de la Justicia tuvo como resultado que tres personas -productor, presidente de la empresa de aviación y piloto de la nave- fuera imputados y procesados por “lesiones culposas leves” y “contaminación ambiental”. El próximo 22 de septiembre se conocerá el verdicto en torno al juicio que deberán enfrentar, que sentará un precedente para casos similares, como el de la Escuela 101 “Maestro de Campo” de Colonia Leven, cerca de Basavilbaso, que sufrió la misma situación en marzo de 2016.

Unidos por la misma causa, y motivados por la lucha docente, pueblos que sufren constantemente las consecuencias de las fumigaciones se unieron por primera vez en noviembre de 2016, en un encuentro del cual participaron especialistas de todo el país, y donde disertaron además expertos y víctimas de casos en Entre Ríos, no sólo sobre contaminación, sino que también respecto de temas relacionados, como la soberanía alimentaria.(RecintoNet)


En la misma sección

Comentarios


Veda

La tribu del Sur

Salto Grande A

Lo de Lolo Pizzería

Logo Muni