¿La interna de Bordet es con Urribarri o Bahl?
12/09/2018

Peronismo

¿La interna de Bordet es con Urribarri o Bahl?

Mientras el Gobernador le habla a la sociedad en general, los presidentes de ambas cámaras acumulan masa crítica en el seno del PJ. Las últimas declaraciones de Bahl y la latente aspiración a la candidatura mayor: la Gobernación. El ex mandatario y su principal socio, Solanas, juegan el mismo partido.


El proceso político provincial debe interpretárselo de otra manera que el nacional. Éste debe ser observado sólo como un contexto. Complicado, muy complicado.

En los últimos días se vieron actitudes llamativas en la comarca. Enrique Cresto se adelantó a un seguro aplazo por parte del Indec y aseguró que la pobreza en su ciudad superará el 50 por ciento. No lo hizo en una entrevista. La advertencia fue en el marco de una conferencia de prensa que el mismo intendente de Concordia convocó. En los últimos días corrió un rumor, jamás confirmado, acerca de posibles saqueos en Concordia.

Según trascendió, Eduardo Lauritto habría dicho que en la tercera semana de octubre “explota todo”. Esos dichos según una crónica fueron emitidos en un encuentro de intendentes justicialistas. El presidente de la UCR, Pedro Galimberti, salió al cruce y lo trató de irresponsable. Lauritto no lo dijo públicamente, sino en una reunión a puertas cerradas. De todas maneras, deberían ser atendibles sus percepciones. Fue en Concepción del Uruguay donde se produjeron los primeros saqueos en 2001 cuando precisamente él estaba al frente de la Municipalidad.

Adán Bahl fue entrevistado esta semana en FM Costa Paraná. Se le hizo la pregunta política de rigor: ¿será candidato a intendente o a qué? La respuesta fue la misma que dio en otras oportunidades: “Nosotros estamos evaluando las problemáticas de la ciudad. Obviamente en la provincia tenemos una experiencia de muchos años. Hay tiempo para tomar una decisión. Si hablo de candidaturas en este contexto van a decir que vivo en otro planeta. Pero vamos a hacer actores y vamos a encarnar alguna candidatura. No hay que descartar nada. La política es muy dinámica”.

La diferencia con las otras respuestas que viene dando es que con la reforma electoral aprobada todo indica que en Entre Ríos se votará el 9 de junio, por lo tanto, el rompecabezas debería ir definiéndose con anterioridad que lo que requiere el escenario nacional. El vicegobernador agregó un nuevo argumento a su respuesta que suele dar en letras de molde: “En la provincia tenemos una experiencia de muchos años”. Fue el superministro de Sergio Urribarri durante las dos gestiones.

La duda en qué terreno jugará Bahl no opera tanto sobre la posibilidad latente de una candidatura a gobernador, que es lo único que le interesa en su vida política, sino como un fortalecimiento de un espacio para transitar el próximo proceso político a partir del 11 de diciembre de 2019, cuando Gustavo Bordet ya no tenga reelección. Si es que se impone el oficialismo. El escenario electoral que viene obliga a sentar en una mesa de negociación al Gobernador con su vice. El resultado depende de qué tiene cada uno.


El presidente del Senado impugna categóricamente el plan económico y la gestión de Mauricio Macri. Evita ser crítico de Sergio Varisco, quien podría ser su contrincante, aunque habla de lo que “le falta a Paraná”. Evita también justificar la relación de Bordet con el gobierno nacional si no se lo requiere un periodista.

Urribarri, que aparece como el principal rival del Gobernador, también hace política desde lo narrativo con el objetivo de representar a aquellos de la estructura del PJ (no el público en general) que están disconformes con Bordet. Lo hace, claro, desde un lugar cómodo como Bahl. Ambos presiden los dos cuerpos en la Legislatura. El ex mandatario tiene aspiraciones electorales y, como también dijo Bahl, en algún lugar de la boleta estará. Seguramente desde el kirchnerismo.

La relación entre ambos quedó resentida cuando el ex gobernador se inclinó por Bordet en 2015. Urribarri tiene como principal socio electoral a Julio Solanas, a quien maltrató en 2007 cuando lo enfrentó con la Lista 100. Y cuestiona sin piedad a Rosario Romero,
a quien saludó a minutos de haber sido elegida como ministra de Gobierno. La dinámica de la política se transfiere de la misma manera que la dinámica de las lealtades.

Fuente: Página Política

En la misma sección

Comentarios


Obras Concordia

La tribu del Sur

Salto Grande A

Lo de Lolo Pizzería

Logo Muni