La CGT convocó a un paro general para el 29 de mayo
15/05/2019

Economía ardiendo

La CGT convocó a un paro general para el 29 de mayo

La central obrera lanzó el quinto paro nacional durante el gobierno de Macri. Daer dijo que adhieren los sindicatos del transporte.


El consejo directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT) convocó ayer a un paro general nacional de 24 horas para el 29 de mayo próximo, sin movilización, en rechazo de la política económica oficial. La cúpula de la central obrera adelantó que tomará contacto con el resto de las centrales para invitarlas a adherir a la protesta. La fecha elegida coincide con el 50º aniversario del cordobazo.

La reunión en la que se decidió la medida duró casi cuatro horas. A su término, los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, hicieron el anuncio. Será el quinto paro desde la asunción del actual gobierno. Los dirigentes afirmaron que la decisión se tomó luego de “un extenso análisis de la situación económico-social”.

Daer, titular del gremio de Sanidad, indicó que la crisis afecta de manera “grave a los trabajadores y a las economías regionales”, por lo que exigió “el cambio del modelo”.

El sindicalista aclaró que la decisión de la central obrera no se vincula con los resultados de la reunión que mantuvieron un día antes los dirigentes gremiales con los enviados del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la sede del gremio de la construcción (Uocra). Tampoco tuvo que ver, aclaró, con la presencia de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el Consejo Nacional Justicialista.

“La decisión de llamar a la huelga general se venía gestando desde hace tiempo entre todas las organizaciones confederadas”, señaló.

Daer confirmó que los gremios del transporte irán al paro y sostuvo que la CGT dialogará con todas las centrales obreras para que se sumen a la protesta del 29.

La decisión de paralizar las tareas sobrevino luego de un profundo debate entre los integrantes del consejo directivo, ya que varios gremios se oponían a la protesta, impulsada por las entidades del transporte y el llamado “barrionuevismo” sindical que, entre otros hombres, reúne en la CGT a Luis Cejas (Viajantes), Oscar Rojas (Maestranza) y el propio Acuña (Estaciones de Servicio).

Acuña se quejó porque “el gobierno nacional no supo ver o interpretar la multitudinaria marcha del 4 de abril último de miles de trabajadores argentinos”.

Esa marcha contó con la participación de sindicatos de diversas actividades, tanto adheridos a la CGT como a otras centrales.

El 30 de abril, el Frente Sindical que lidera el “moyanismo”, la Corriente Federal de Trabajadores del bancario Sergio Palazzo y las CTA realizaron un paro y se movilizaron a Plaza de Mayo. Desde ese foro reclamaron airadamente a la central obrera que convocara a una huelga nacional.

Para Daer, la medida del 29 “está garantizada” a partir de la propuesta de paro y adhesión de los más de veinte organizaciones sindicales del transporte, que reclamaron la medida, se destacó.

No obstante, esta medida oficial no alcanzó para calmar los ánimos ni siquiera de los dirigentes cegetistas más “moderados” que integran la conducción, quienes decidieron avanzar con lo que será la quinta huelga cegetista.

Será el quinto paro nacional que la CGT organiza durante la administración de Mauricio Macri. El primero fue en abril de 2017, contra el incumplimiento del pacto antidespidos. El segundo se desarrolló en diciembre de 2017, cuando se trató la reforma previsional en el Congreso, y encontró a la central obrera con una convocatoria ambigua. El tercer paro fue el 25 de junio de 2018, poco después de que se desatara la corrida financiera y también con el objetivo de frenar la ola de despidos. El 25 de septiembre fue la última medida de fuerza organizada por la central, en contra del acuerdo firmado por el gobierno con el FMI.

A fin de marzo de este año hubo un paro nacional convocado por centrales opositoras y gremios integrantes de la CGT, pero el consejo directivo de la confederación no adhirió.

Mercantiles cerró paritaria del 30%

El secretario general de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys), Armando Cavalieri, y las tres cámaras empresarias de la actividad acordaron ayer una recomposición salarial del 30%para los trabajadores de la actividad, que será abonado de forma bimestral, a razón de 5% por período. La mejora rige desde abril de este año y se extiende hasta igual mes de 2020. El convenio salarial incluye una cláusula gatillo por inflación. “Las partes renegociarán el acuerdo si la inflación supera ese 30% anual”, explicó el propio Cavalieri.


En la misma sección

Comentarios

La tribu del Sur

GERIAPV

Salto Grande A

Logo Muni

Lo de Lolo Pizzería