Extendieron la prisión domiciliaria para el policía que mató al adolescente Franco González
17/05/2017

Judiciales

Extendieron la prisión domiciliaria para el policía que mató al adolescente Franco González

Entienden que "existe riesgo de fuga o de obstrucción de pruebas". Martín Jáuregui, abogado querellante, aseguró que tiene "la certeza absoluta de que va a haber una condena".


El 27 de abril del 2017, Franco González perdía la vida en el quirófano del Hospital Masvernat producto de una herida de bala que afectó su abdomen. El disparo salió del arma reglamentaria del policía que realizaba la guardia en la esquina de Lieberman y La Pampa, José Chapay.

Casi un mes después la causa está encaminada, gracias a los aportes de los policías y del propio Chapay, que confesó ser el autor del fatal accidente.

En la jornada de ayer hubo novedades en el caso: Martin Jáuregui, abogado defensor del adolescente fallecido, adelantó que "se prorrogó la prisión preventiva" para José Chapay, "pero bajo la figura de arresto domiciliario". Aclaró que esto sucedió porque "la prisión preventiva se utiliza cuando no se le otorga la libertad ambulatoria a un sospechado en tanto y en cuanto exista el riesgo de fuga o de obstrucción en la producción de la prueba".


Ahondó diciendo que "la medida es acorde a las pruebas que quedan pendientes, que son muy poquitas ya que el hecho está cerrado". Explicó que "la discusión no pasa por la cuestión fáctica/probatoria que, insisto, está acreditada en todos sus aspectos, sino por el encuadramiento, que por ahora está conforme a lo que queríamos que era un homicidio simple por dolo eventual".

Aclaró que "ahora lo que resta saber es si se mantiene esta figura o si lo sucedido cae bajo la figura de culpa. Nosotros creemos que va a ser una discusión interesante y que es un leading case (caso pionero), por lo cual me parece interesante seguirlo".
"No sería lógico que vuelva con un homicidio culposo"
Las pruebas son contundentes: "no hay testigos presenciales pero hay un reconocimiento del hecho por parte del imputado en indagatoria, hay periciales de dermotest que dan cuenta de la proximidad del arma porque dan negativo en la víctima y positivo en el victimario, y otras cuestiones que dan acreditadas la materialidad del hecho y la autoría penalmente responsable". Esto, según Jáuregui, otorga una "certeza absoluta de que va a haber una condena".

"Yo personalmente creo que estamos frente a un caso donde la culpa gravísima del funcionario policial lo lleva directamente a la figura del dolo eventual, y por lo tanto estamos conformes a la imputación", opinó. "No sería lógico, de ninguna manera, que un tipo después de matar a una criatura de 15 años, con la responsabilidad que tiene un funcionario público de esas características, vuelva a la casa con un homicidio culposo, como que nada hubiera ocurrido", cerró.

Fuente: CN Digital

En la misma sección

Comentarios


gif entre rios

La tribu del Sur

Salto Grande A

Lo de Lolo Pizzería

Logo Muni